jueves, 25 de febrero de 2010

¡ AY CORAZÓN !

¡ Ay corazón ...
¿quien te ha echo llorar?, ¿ quien no supo ver de ti todo el amor que llevas guardao?.
¡ Ay corazón ....!
No me llores, no te angusties, que quien no te supo querer, no supo entenderte.
¡ Ay corazón ...!
Me entristece verte así y quiero ayudarte y quiero que me ayudes.
Corazón, sufro por amor y se que tu también lo sientes, la pena me envuelve como a ti y no me deja empezar de nuevo.
¡ Ay corazón...! Ayúdame.
Siento que se me escapa la vida, me siento desbanecer y no encuentro la salidad. Intento ocupar mi tiempo pero no es suficiente.
¡ Ay corazón...! Dame fuerzas y juntos saldremos de esta encrucijada que nos preparó el destino. Dame valor, coraje para empezar a tener nuevas experiencias, nuevas ilusiones que me hagan olvidar todo este dolor y llenen este vacío que tan tuyo es como mío .
Ayúdame corazón y te lo agradeceré eternamente.

Mónica García Torres.

EL SONIDO DE UNA LÁGRIMA

Es terrible sentir como tus lágrimas quieren salir de tí y tú no las dejás por miedo al que dirán. Es increible sentir como sus voves gritan en el silencio de la noche para ser oidas y una calla su lamento.
Es en ese sonido donde una persona deja de verse fuerte, donde ya no existen armaduras que valgan y todo es corazón y sentimiento puro. Es ahí donde los pensamienos más sinceros son capaces de eclipsar a cualquier deseo.

Esas mismas lágrimas son las que hacen eco en ni habitación, cuando al recordarte ya a sólas sin que nadie pueda ver mi lamento caén rendidas al suelo esparcidas, desorientadas, tímidas... Te recuerdo y cada suspiro parece que fuera el último. El latir de mi corazón acelerado, mi respiración entrecortada, mis manos temblorosas y el dolor de mi alma me hacen recordar en esos momentos todo el amor que aún siento y que ya no puedo entregarte.

Sueño cada día con amanecer y decir que todo ha pasado, volver a enamorarme, sentirme viva, nuevas ilusiones, nuevos besos y caricias... pero todo se rompe amor al despertar y darme cuenta de que todo ha sido un sueño.

Dicen que los sueños, sueños son y que ahí quedan, pero yo quisiera soñar eternamente para no ver esta realidad que me envenena. No se que me deparará el destino, pero yo sigo aqui luchando cada día por ser feliz lejos de tí, aunque aún me embriague del sonido de mis lágrimas.

Mónica García Torres

martes, 23 de febrero de 2010

ME ENTRISTECE...

Me entristecen los recuerdos, cada lágrima derramada, cada suspiro olvidado en la inmensidad de la noche.

Me entristecen cada uno de los pensamientos que quedaron guardados en mi mente para dedicártelos sólo a ti.

Cada sentimiento desvanecido por tu adiós repentino, me hace enloquecer y perecer en la soledad de tu olvido.

Mis sueños e ilusiones quedaron truncados al despertar una mañana y no encontrarte a mi lado. Mil sonrisas que se sellaron y que hoy aún tengo guardadas. Mil palabras de amor que quedaron en el tintero de mi alma. Palabras que hablaban tan sólo de ti y que hoy están calladas.

El océano de mis ojos quedó muerto, y donde antes había un mar hermoso hoy existe un mar seco y desolado.

Ya mis manos no radian ternura en sus caricias, y quien sabe si mi corazón volverá a latir por amor alguna vez más.

Me duele, me quema la piel, se me desgarra el alma con tan sólo recordarte, voy de fuerte, pero sólo soy una estúpida niña más asutada e indecisa, con un nuevo camino que empezar y con miedo a todo y a nada.

Tu olvido me hundió en un manantial de sentimientos que hoy por hoy tengo que ir superándolos. Pero aún te amo y eso no me lo ha arrancado ni el tiempo que ya ha pasado, ni todo el olvido que eches sobre mí.

Mónica García Torres.

TU AUSENCIA...

Mí querido amor:
La necesidad de saber de ti, de como estás, de tus días, o de contarte acerca de mis noches sin ti, o de mis días a tu lado pero también sin ti, hacen que me siente en mi rincón para regalarte unas letras... Esas mismas letras que siempre llegan cuando más se necesitan, cuando faltan las palabras. Cuando faltan las caricias están las cartas que vuelan hasta tus manos para hacerte sentir más cerca.
Tu ausencia me entristece, ver como pasan los días y no sientes la necesidad de disfrutar de nada, ni de nadie. Tu ausencia me envenena, por que no puedo hacer absolutamente nada por llenarla.
Escribiéndote las distancias no duelen tanto, contigo siempre me atrevo a volar muy alto, contigo no le temo a nada y nadie. Me das tanta dicha y felicidad que no me cabe este amor en el pecho...
La noche, siempre es propicia para escribir estas letras y echar a volar la imaginación de cómo sería poder estar siempre contigo. Al menos sé que por ahora podemos las dos observar la misma luna, las mismas estrellas... y eso me hace mucha ilusión.
Amarte cada día y en cada momento no es una tarea fácil, no por no poder amarte que para mi eso es fácil sino para saber llevarte a cada momento del día, aunque hoy por hoy no está limitada por el tiempo. El amor que te entrego es un amor que se da libre como el viento, no tiene necesidad de permisos especiales, sólo se da y se siente como algo lindo y bendecido.
Te confieso que muchas veces me pregunto si las letras que te envío cuando te animo a seguir hacia delante te aburren, porque parece que siempre son pocas y repetitivas.Pero amor… es que siento que no estás.
Para mí siempre es hermoso leer o escuchar las palabras que salen de tus labios y corazón, porque siento que hay está la mujer de la que yo me enamoré
"Te amo", "te extraño..."Esas palabras no me cansaré de decírtelas nunca, porque son mías.
Este amor que tenemos lo hemos sabido cuidar a través del tiempo, y no dejaré que se vaya, no me cansaré de escribirte palabras... Son mis cartas, mis sentimientos, y espero que no te lleguen a cansar nunca.
Te amo mi amor, pese a tu ausencia estando conmigo y sin mi, tú te encuentras en mí, entre todas mis cosas, en mis ropas, en mis libros, en mi trabajo, en mi caminar y en todo cuanto hay en mi vida. Siempre estoy pensando en ti...Es muy bello amar así… Ojala y algún día dejaras fluir de ti toda aquella felicidad escondida y puedas sentirme como yo te siento a ti.
Siempre tuya, siempre mía, siempre nuestra.Desde mi rincón para ti...

P.D.… Cuando te sientas triste, recuerda todo el amor que recibes...Cuando sientas que caminas en soledad yo estaré contigo aunque no me veas.
Piensa en lo mucho que te amo...
Y me sentirás.
Me tendrás.
Estaré siempre contigo,- como ahora -- como siempre-
TE AMO


Mónica García Torres.

NECESITO CONTARTE....

Amor siento la necesidad de contarte algo, contarte como mi amor arde a puro fuego, como mi vida está sujeta al hilo que une nuestras almas. Amor, tengo miedo a veces de desfallecer en el intento de amarte y no estar a la altura del amor que sólo tú mereces.

Sé que soy mayor que tú y que quizás la experiencia sea un grado, pero tengo que decirte que tu conseguiste devolverme el amor de los 20 años, ese amor despreocupado que sólo se alimenta de ganas de vivir y divertirse. Conseguiste devolverme una felicidad que creí perdida.
Cuando te miro siento en mi interior algo imposible de explicar, siento el amor apasionado que sentí al conocerte, aún no lo he perdido y sé que jamás podré arrancarlo de mis adentros. Es tanto lo que siento que sería condena no contarlo al mundo entero, que todos supieran que eres esa mujer que alegra mi vida por entera y que contigo me siento mujer dicha de merecer un amor como el tuyo.

Creo que me he vuelto loca, loca de amor, una locura desenfrenada que brota de mi para que todo aquel que se encuentre a mi lado se contagie de dicha locura. Mi amor has rejuvenecido mi alma cansada por el trato de los años. Has convertido mis mañanas, en hermosos amaneceres llenos de luz. Has conseguido que cualquier problema sea insignificante cuando te miro.
Sólo tú mi amor consigues que al abrazarte tiemble como el primer día, llevo tu ausencia grabada en mis sentidos, tu olor, el sabor de tus labios, la suavidad de tus manos, el escalofrío insistente en mi cuerpo tras cada caricia tuya.

Amor lo eres todo en mi, mi palabra más sincera, mi mirada más tierna, mi sentimiento más profundo, mi caricia más pura. Te amo como jamás amé a nadie.

Mónica García Torres.

EN TUS MANOS HE PUESTO MI VIDA...

Hola amor:

Una vez más me pongo ante ti para contarte todo aquello que siento en estas líneas. Hoy voy a contarte algo que jamás he llegado a decirte. En tus manos he puesto mi vida. Una vida cargada de ilusión y fantasía, cargada de nuevos sueños que hacer realidad. Sueños que llevan grabados tu nombre a fuego. Quiero entrar en tu corazón y perderme en el laberinto de tus emociones, para conocerte, entenderte y hacerte mía. Amor hoy siento que mi vida esta unida a la tuya, como un árbol a su raíz. Quiero entregarme, que me aceptes y vivir contigo la mayor felicidad jamás vivida.

Déjame que te muestre el camino a seguir en este mundo, déjame caminar a tu lado y coge mi mano cuando una vez caída no tengas fuerzas para levantarte. Déjame escucharte, déjame sentir el miedo que existe en ti y déjame compartir tus preocupaciones.

Amor no se otra manera de amarte, quiero entender que todo en esta vida es fácil junto a ti, pero no puedo sola.

Me enamoré de ti por como eras y por como sigues siendo, me enamoré de una sonrisa que hoy extraño, me enamoré de una mirada que hoy se pierde en el silencio de tu ausencia. Déjame amor ayudar a tu corazón que perece estar perdido.

Amor en tus manos puse mi vida nada más conocerte y si tú te hundes yo moriré contigo, por que jamás sentí amor más profundo por nadie y cuando digo nadie es nadie, créeme. Amor siénteme como yo te siento a ti y todo será más hermoso cada día y nuestro amor no tendrá nunca fin.

En tus manos puse mi vida no la dejes morir.
TE AMO.


Mónica García Torres.

14 DE FEBRERO

Hola mi amor:
Quizás hayas descubierto casi todas mis sorpresas para este día, pero te dije que conseguiría de alguna manera volverte a sorprender. Aquí está mi sorpresa, la carta de amor más hermosa que te hayan escrito nunca nadie y si ya lo hicieron, pues estoy segura de que no recibiste jamás carta más sincera y profunda que esta, por que no te hablo yo, si no que el que te habla es mi corazón directamente.Sé que piensas que soy demasiado para ti, que muchas veces no me mereces, pero te diré una cosa. Soy una mujer que te ama como mujer, que se enamoró de ti sintiéndote como mujer y que se desvive por ti por como eres, por tu forma de amarme, por como me sonríes cada mañana, por como me regalas besos continuados. Una mujer que te ama por como piensas, por muchas cosas más. Te amo a ti, empieza a creértelo, por que te amo a ti y si me deja Dios lo haré por toda una vida. Acostúmbrate a mis besos, a mis miradas, a mis caricias, a mis palabras, a mi forma de amarte por que no se amar de otra manera. Confía en mis palabras, por que cuando mi corazón te dice que te ama, te llevas con él un trozo de mi vida para que la compartas contigo.Siénteme tan tuya como yo te siento, por que siempre estaré a tu lado sea como sea. Quiero agradecerte una vez más y toda una vida si hace falta, que volvieses a mí para devolverme esa esperanza que creí perdida. Ya te prometí un día amarte y respetarte para el resto de mis días y aún esa promesa sigue viva. Mi deseo no es otro que saber darte todo ese amor que no supieron darte nunca y arrancarte el sufrimiento que pudiese quedar en tu corazón y curártelo con mil besos de amor.Quiero compartir contigo mi vida, mis sueños, mis ilusiones, mis penas y alegrías y esperar que tu también compartas las tuyas conmigo.Quiero hacer mil viajes contigo, recorrer mil mundos llenos de aventura y paisajes de ensueño, regalarte cada día cientos de poemas e infinitos besos.Quiero que sepas también, que yo no te amo en pasado, no te amo en presente, ni te amo en futuro, por que mi amor, es un amor sin tiempo, tampoco tiene distancias, es simplemente amor puro, cargado de ilusiones, lleno de promesas que algunas ya no deben cumplirse porque ya se cumplieron todas al conocerte.Te amo, como dos palabras que forman una sonrisa en tus labios, como dos cielos llenos de colores reflejados en tus ojos, como dos palabras infinitas que no deben dejar de sentirse. ..
Amarte en realidad para mí es un premio, desconozco si te merezco, pero al menos lucho y lucharé por merecerte cada día, pero eres un premio, sino un regalo que cualquier persona debería recibir, pero que sólo tengo yo.Siento alegría por saber que me amas, la vida es distinta y el aire tiene aroma de sonrisas. Siento alegría por tenerte, la misma que siento porque te pertenezco.Cada beso es un sueño y cada una de tus miradas es el cielo por el que camino sin fin. Que alegría tengo cuando amanezco a tu lado, que alegría cuando anochezco esperando despertar para volver a verte. Siempre es alegría, tú eres alegría y por eso entristezco cuando no sonríes.Y es que el mundo es alegre, hasta la tristeza es alegre si tú me acompañas, si tú estás conmigo. Porque el amor es alegre, es dicha y tú eres el centro de cualquier felicidad.El mundo me ve alegre, y yo no disimulo la alegría, es difícil ocultar el amor, y es imposible cuando se trata amarte a ti. Eres lo mejor, ¿cómo no alegrarme? ¿Cómo no ser feliz?Soy feliz porque existes y porque me amas. Cada vez que te veo todo es felicidad: cada mirada, cada palabra amable con tu voz maravillosa, cada caricia, cada sentimiento, cada beso…¿Cómo no voy a ser feliz si tú eres mi vida? ¿Cómo no ser feliz si eres mi razón y mi esperanza? ¿Cómo no serlo si eres la felicidad encarnada en una persona?Tu amor me da dicha, me da alegría, esperanza para afrontar cada segundo hasta el momento de verte, me hace soñar con ser feliz y despertar siéndolo. Tu amor me hace tan feliz como la más feliz.No te imaginas lo que siento, quizás sí, si tú lo sientes como yo. Amarte es querer abrazar la vida y recorrer el mundo dándote la mano. Amarte es ser dichosa, incluso sin causa para serlo, por que tú eres mi causa.Soy tan feliz que temo despertar y no encontrarte a mi lado para seguir siéndolo, pero sé que eso no pasará, porque nuestro amor será eterno.Por último quiero prometerte que estaré contigo siempre, para que puedas sentirme como amiga, compañera y futura mujer algún día. Voy a caminar junto a ti cogida de tu mano por los senderos que la vida pondrá en nuestro camino sean cuales sean sus dificultades, pues se que si alguna de las dos caemos la otra estará ahí para ayudarla a levantarse. Sé que nuestro amor puede, por que es puro, fuerte y valiente.Y te prometo también amarte por una eternidad, ojala pudieses sentir la felicidad que siento, pero es que no sé como explicarla, aunque si miras mis ojos cuando te miro, podrás verla.Te amo mi vida. No lo olvides nunca.

Mónica García Torres

SI SUPIERAS....

Si supieras que contigo tomé un nuevo destino, en el que sin saberlo estamos labrando un sçolo camino.Si supieras que te has vuelto indispensable en cada día que pasa.Si supieras que cada mañana eres la razon con la que me levanto y lucho para ser alguien mejor y que por las noches eres lo unico que sueño aunque te tenga aqui tan cerquita de mi.Si supieras que cuando no estoy a tu lado cada brisa de aire que roza tu cara lleva con ella mis palabras y todo lo que siento.Si supieras que eres para mí ese amor que siempre se espera o se sueña y que nunca sabes cuando aparecerá pero que está cerca de mis manos y de mi sentir, y que hoy ese amor me hace la mujer más feliz del mundo.Si supieras que quiero estar junto a ti el resto de mis días, para siempre, tú y yo.Si supieras....

Mónica García Torres.

LO QUE TU ME DAS...

Tranquilidad, sosiego, paz infinita y seguridad es lo que me da este amor que por ti siento. Amor que sabe sacar de mi, todas esas palabras que hoy plasmo en estas lineas y que un dia guardé profundamente en mi corazón por que un amor me arrebató las ganas se seguir viviendo. Unas palabras que hoy se que alegran a muchos de los que me rodean, por que ven en mis ojos la felicidad reencarnada, el amor puro y sincero en toda su esencia. Sólo tú supiste arrancarme de nuevo la sonrisa que creí perdida para siempre. Sólo tú supiste ver en mi todo aquello que mi amor btenía para ofrecer y lo acogiste y lo hiciste tuyo. Sólo tú conseguiste que aquello que no tenia apenas importancia para mi, cobrara todo su sentido. Las ganas de luchar día a día, el detalle más pequello, la palabra más hermosa, la mirada más sincera, el sonido más intenso, el sentir más profundo. HOY POR HOY AMOR, TÚ ME DEVOLVISTE LA VIDA Y YO TE RECOMPENSARÉ CON TODA UNA ETERNIDAD. Te amo que nunca se te olviden estas dos palabras, por que son las dos plabras más sinceras que dije nunca.

Mónica García Torres.

ASÍ TE AMO YO...

AMOR MIO:
Te amo con amor puro, con mis locuras de enamorada, con todos mis días y mis ausencias... siempre te amo.Me gusta escribir cosas para ti, recostada en mi cuarto, con el amanecer sorprendiéndome pensando en tus besos y abrazos, aquellos con los que entre sueños diarios te hacen presente en mi vida cuando no estas .
Te amo mi amor, para mí no existen fronteras ni tiempo, porque tú tienes la mágica habilidad de detener el tiempo cuando estamos juntas, cuando me llamas, cuando me necesitas, y cuando nos inventamos mil maneras para saber que detrás de cada rinconcito estamos tú y yo.
Intento atrapar el tiempo cuando te sueño, y no quiero despertar. Quiero quedarme a tu lado para siempre, y no verte desaparecer nunca cuando amanece porque tengas que marcharte. Te amo mi amor, sí, te amo como nunca he amado. Tú me muestras un mundo en el que todos los sueños se pueden realizar, donde no existen los imposibles, donde puedo alcanzar a tocar las estrellas, y dártelas incluso. Con sólo cerrar mis ojos te imagino caminando hacia mí, levantando tus brazos mientras corres para abrazarme, sueños llenos de fantasía -eso eres tú en mi vida, mi más precioso sueño.
Sé que un día me levantaré y para siempre ya unidas, lo único que haré será cerrarte entre mis brazos, besar tus dulces labios, esos que siempre me dicen "Te amo", y yo sólo te miraré perdiéndome en tus ojos... La luna quedará apagada ante el brillo de nuestro amor, todo se detendrá, las estaciones pasarán, y yo seguiré abrazada a ti porque ya seremos una.
Así te amo, sin tiempos, sin distancias, sin fronteras....Te amaré por ser ese amor en mi vida, mi inspiración, la canción que siempre suena en mí... Así te amo, tu amor me arropa, y hoy por hoy eso me basta.

Mónica García Torres

DE MI CORAZÓN AL CIELO

Querida amiga:
Te escribo para contarte algo que me sucede, a tí que me has escuchado siempre. Cuando por fin me quedo dormida, sueño contigo, y al despertar lo siento tan fuerte como si de verdad hubieses estado conmigo en ese instante. Y así un día después de otro, intentando comprender la historia que sucedió, intentando sentir lo que tu sientes pero me es imposible. Imposible de evaluar tanto amor que hubo en tus manos, en tu corazón, en tu mente.
Tanto amor ahogado en lagrimas, tantas lagrimas ahogadas en silencio, tanto silencio ahogado en incomprensión. Todo y todos te indicaron cual era tu puesto, ecepto los que de verdad te conocíamos, cual era la dirección que debias tomar. Ytú, tan solo tú, sacas valor y determinación para ponerte en el sitio que tu habías elegido, para seguir el camino que marcaba tu corazón.
Quiero que sepas que te quiero amiga mía, te quiero con toda mi alma, te quiero por todo lo que tu amabas, te quiero por todo lo que sentiste , te quiero por cada una de las lagrimas que se escaparon de tus ojos, te quiero por todos y cada uno de los silencios, y por todas y cada una de tus palabras.
Te admiro, no por lo que fuiste, sino por lo que sigues significando para mi aún habiéndote marchado se esta mundo. Te admiro por que aún desde el cielo eres capaz de hacerme llegar la sensibilidad de tu alma, el valor de tu espíritu, la paz de tu corazón. Te quiero estés donde estés. Seguramente, es más fácil para mí decirlo ahora que hace tres años cuando de verdad debí decirte cuanto significabas para mi, aunque ya lo supieras.
Quiero decirte amiga mía que gracias a tí, no me rendiré jamás, que aunque el dolor y el sufrimiento son compañeros habituales de casi todas las personas en mi será algo llevadero. Un corazón que feliz, siempre reconoce y comprende con mas facilidad a otro corazón feliz. Esto me lo enseñaste tú a mí...... y quizás ahora te lo pueda demostrar yo a ti, con mis ganas de luchar día a día.
Me he dado cuenta amiga mía. Que las rosas que adornan tú sueño eterno, son más brillantes, mucho mas frescas, mucho mas hermosas, que no parecen marchitar nunca, seguro que tú tienes que ver algo con eso, seguro que el hilo de vida que dejaste dentro de cada una de las personas que te quisieron y te quieren hace que esas rosas tan bellas no mueran nunca.
Querida amiga me he dado cuenta también que estas junto a mi cuando conduzco. GRACIAS. Amiga quiero contarte también que he encontrado de nuevo el amor, un amor que me ha devuelto la sonrisa que creí perdida, un amor que me hace ver todo más claro, un amor para toda la vida.
Sé que es poco todo esto, que mereces mucho más, mereces, no que te recuerden, si no que te sientan, por que para muchos de nosotros tú sigues viva dentro de nuestros corazones.
Amiga se que un día volveremos a vernos, sólo quiero que ese día me recibas con los brazos abiertos.
Hasta pronto. Un beso.


Mónica García Torres.
Nada más verte se humedecen mis labios ansiosos de que los beses. Mis manos se enternecen con el suave roce de tu piel. Me tiembla la mirada, mi voz ante tu belleza queda inútil, anulada y aquello que quería decir tan sólo queda en susurros que tímidamente, te digo al oído.
Mi respiración entrecortada se torna en interminables suspiros de amor. La pasión y el deseo de tenerte se vuelven locura dentro de mí.
Deseo acariciar cada rinconcito de tu ser. Poseerte hacerte mía. Deseo que nuestros cuerpos encadenados y desnudos sean capaces de desprender locura, amor, sexo, pasión. Deseo que mis manos acaricien tu espalda y conseguir así, erizar toda tu piel. Quiero hacerte enloquecer de placer, elevarte hasta las nubes y volver a hacerte el amor una y otra vez.

Deseo ser tuya para siempre…
Amor, lujuria, pasión y deseo que de mi corazón nacen para ti.
Sentir de un te quiero que navega mar a dentro por el océano azul de tus ojos.
Manantial de tu boca que ansiada deseo ya, saciar en mis labios.

Padecer amor, sentir ternura en el roce de tus manos entrelazadas con las mías.
Tu cuerpo con mi cuerpo, desnudos hasta el amanecer.

Soñar amor, es lo que hago y hacerlo realidad contigo es lo que ahnelo.
¡Silencio!
¿ Que es el silencio ?
Si el silencio no existe.

Nada es silencio en esta vida. Mas cuando crees estar sumida en ello oyes el latir de tu corazón.
Cuando crees estar hipnotizada por la hermosura de un bosque y su tranquilidad, el silencio tampoco existe pues los árboles hablan.
Si escuchas bien, consigues oír el lagrimeo de las gotas de agua que del río salen despedidas al chocar contra las rocas.
Más ¿dónde está el silencio?, ni siquiera en el amor, por que cuando la pasión interrumpe entre dos enamorados, no existe silencio alguno, pues sin querer mediar palabra, las miradas también hablan.

¡Ay… Silencio!
Me hipnotizaron tus ojos nada mas verte. La profundidad de tu mirada hizo que la desnudez de mi corazón quedara abierta a todo.
El susurrar de tus primeras palabras para mí, consiguieron hacer eco durante semanas en la inmensidad de mi pensamiento.
Te buscaba, te soñaba, te ansiaba y con el paso del tiempo comencé también a extrañarte.
Corrí hacia ti, sin rumbo, perdida, sin miedo a lo que pudiera pasar, como caballo desbocado busca su anhelada libertad y hundida en mi intento, caí rendida a los pies del amor que, sin miramiento alguno al olvido me llevó.
En mis pensamientos anhelo buscar ese sentimiento que un día me hizo tan feliz. Que me dio coraje y valor, honor y prestigio porque yo era maravillosa, para alguien maravilloso.

Hoy entre las sombras intento avanzar, entender que todo pasó por que el destino así lo quiso. Otra vez me tocaba a mí sufrir en este juego estúpido del amor.

Lo curioso de todo esto es, que yo nací para amar más allá de la razón, más allá de lo desconocido e imposible.
Y esperaré, no sé hasta cuando podré retener este amor que me desborda, que un día entregué a alguien que hoy me dejó en el olvido. Aunque este amor siga ahí, latente, apasionado, perdido y sin rumbo.
Si supiese la gente lo que significa el amor para mí no pasarían por encima de mi corazón desgarrándolo, destrozándolo sin piedad alguna.
Y ¿ Qué es de mí ?A la gente no le importa, si sufro, si lloro o muero.
¡ Ay Dios!, Ayúdame a salir de este vacío en el que me encuentro. Llénalo otra vez de dulces besos, lindos te quieros y apasionadas caricias. Por que desde que este amor me dejó, me hacen falta como el aire que respiro.
Por que muero por un amor, que se olvidó de mí.
Te busqué, te soñé y te sentí mucho antes de saber que existías.
Te amé sin verte, te besé en sueños sin saber nunca quien eras.
Abracé tu cuerpo una y mil veces, que llegué a escuchar el latido de tu corazón sin tenerte a mi lado.

Aún hoy, te sueño, te presiento, tengo un olor impregnado en mi cuerpo y siento unas manos llenas de ternura acariciando mi piel.

Te siento aún en la distancia e intento imaginarte. Dibujo en mi mente tú silueta, te doy color con mis besos, forma con mis manos y una vez terminado tu cuerpo lo hago mío y me entrego sin duda alguna.

Pero esta noche algo ha cambiado y por fin pude poner voz, cuerpo, rostro y alma a aquel ángel misterioso, del cual me enamoré en mis sueños.
Que injusta es la distancia, tan grande y dolorosa. Que me niega el poder verte, estar junto a ti y besar tu boca.
Que estúpida la vida, que tiene separadas a dos almas que se buscan, que se aman.

Almas que desesperadas ansían volver a juntarse, disfrutar de su amor y de ese instante tan eterno.

Eterno por que una vez unidas el tiempo se detiene y viven una y otra vez su encuentro prohibido.

Que no existe mayor felicidad que la que sus rostros reflejan, el intercambio de sus miradas y la entrega apasionada en sus caricias y besos.

Y es ahí, en ese preciso instante cuando el verdadero amor fluye de esos momentos tan íntimos, en tantos locos enamorados.
Me estremezco cada vez que me tocas. Tus besos son ligeras plumas que con el viento vienen a rozar mi cara. Tus manos atardecer eterno que en mi cuerpo se queda grabadas con fuego de pasión y con ardiente deseo tatúan en mi piel tus caricias para que cuando no estés junto a mí, allí en la distancia pueda seguir sintiéndolas tan cercanas y hacerlas mías.

Me pierdo también en tu mirada, un lugar infinito donde quisiera vivir para siempre. Con tu voz al hablarme me elevas al cielo, me iluminas, me embrujas, me haces esclava a tus deseos.
Y ¿Sabes una cosa? Me tienes enamorada e ilusionada por que gracias a ti hoy he vuelto a sonreír como lo hice alguna vez.

Gracias a ti.
¿Sabes una cosa?
Siento que he empezado a quererte, por que empiezo a necesitarte, te extraño a todas horas.

Necesito de tus besos, de tus caricias, de tus abrazos, de tus palabras.
He comenzado a sentir ese cosquilleo en mi interior cuando escucho tu voz, me miras o tocas.

Se que he empezado a quererte por que me da un vuelco el corazón con tan sólo pensarte.
No te imaginas cuanto es lo inmenso de mi sentir.
No te imaginas cuanto es el amor que siento.
Más estoy segura que jamás podré pronunciar palabras, que puedan explicar tan bello sentimiento.

Te amo, te adoro, te quiero, te extraño, te admiro, te busco y por sentir todo esto me castiga el amor.

Por quererte cuando amarte me está prohibido. Por soñarte cuando tus sueños los ocupa otro amor, ¿quién sabe?. Por mirarte y desearte aún sabiendo que hacerlo es pecado. Por sentirte, por querer tenerte a mi lado, por haberle arrancado a tus labios un beso robado.
Por todo esto mi alma desde la sombra, desde un segundo plano te extraña y sufre por tu amor, por que ansia al igual que ella, que tu la ames y la hagas tuya. Por todo esto y mucho más llora mi alma, por que te busca y se pierde en tu mirada ya sin aliento, sin vida, sin rumbo por que no estás junto a mí.
Sólo quería hacerte saber con todo esto que te extraño.
Te busco en el silencio de mi soledad y sólo encuentro penumbra y sombras. Te llamo a voz en grito y mi voz se pierde en el eco de la inmensidad.
Intento tocarte y apenas si llego a rozarte. Mi corazón te reclama y el tuyo pertenece a un antiguo amor que a mi me quita la vida.
Ahora mismo sin tu saber que te miro, yo te observo. Ahora mismo sin tu saber que pienso, yo te pienso.
Y te hablo aunque no puedas oírme, te declaro mi amor y ni si quiera puedes sentirme. Acaricio tu cuerpo y sin que puedas notarlo, me atrevo y te beso.

Sin tu saberlo yo estoy ahí y por ti muero.
Imagino que estas aquí a mi lado, que me acaricias, que me observas mientras yo dormida me encuentro.
Me hablas desde lo más profundo de tu alma. El silencio de tu voz y la tranquilidad de la noche hacen que aquello que tú me dices sin decir vaya envuelto en una hermosa melodía guiada por los latidos de nuestros corazones entrelazados.

Imagino que al despertar tú ya estas dormida y desde un rinconcito a dos milímetros de ti, me encuentro contemplando esa belleza que tan sólo yo puedo disfrutar en ese momento, que es mía, para mí.
Imagino, que yo también te hablo sin hablar y que mi mirada te dice tantas y tantas cosas que las palabras sobran.

Imagino que acaricio tu cara y tú al sentir mi caricia esbozas sin saberlo una ligera sonrisa.

Imagino también que mientras yo te observo tú despiertas, nuestras miradas vuelven a cruzarse y ambas sonreímos.

Imagino…
Ojala pudiera mirarte
Cuando la luna se esconde.
Ojala pudiera tocarte
Cuando llega la noche.
Es tanto el amor que siento
Que temo que algún día a tu lado,
Pueda gritarte mi corazón
Que de ti se ha enamorado.
Siento ganas de besarte
De decirte que te quiero
De estrecharte entre mis brazos
Y sentir que de amor muero.
En verdad creedme cuando digo que os amo,
Que mi corazón y mi alma a vos aclaman.
Que mi llanto sumido en el silencio
Se lamenta por vuestra templanza.

Niego ante vos,
mi entrega en cuerpo y alma a otro corazón
Y renuncio por vos,
A cualquier felicidad que no nazca a vuestro lado.



Decidme si esto no es amor
Si mi pensamiento ilusionado por vuestra pasión se está confundiendo.

Vos sois la luz que pretendo ver cada mañana
Que al despertar me ilumine
Que me de fuerzas para seguir viviendo.
Que vuestro castillo, vuestros campos
Algún día puedan ser míos.
Que vuestros sueños e ilusiones
También los compartas conmigo.

¿Qué he de hacer para demostrároslo?
¿He de morir de amor?
Pues si así a de ser, así será
Pues no habrá muerte más dulce
Que morir por vuestra lealtad.
Lejos de ti me quema la tarde
Me ciega la luna al llegar la noche,
Y me niega la vida al llegar el día.
Amor de piedra…
Que no vive, que no siente,
Que sólo calla, que sólo llora.
Amor de piedra…
Que muere entre sueños,
Sueños que no entiende.

PALABRAS, SIMPLES PALABRAS

Palabras que siento, palabras que no me dejan decir otra cosa que sentimientos. Palabras que tan solo hablan de amor, por que no conocen otro nombre que amor. Palabras que del corazón me nacen, por que solo él es capaz de pronunciarlas. Palabras que no tienen más nombre que tu nombre. No me es difícil explicar lo que hoy en mi corazón nace. Manantial que limpio y puro ha nacido para que aquel que tenga sed pueda saciarse en él. Un manantial que en mi corazón nace para que recorra mil mundos que todos acaban en ti. En el mar que nace de tu mirada, en aquel lugar donde quisiera perderme para siempre, aquel lugar donde la paz, la tranquilidad y la armonía hacen eco en el infinito resplandor de tus ojos. Ojos que también me buscan, intentando encontrar en su búsqueda un cruce repentino e inesperado con los míos y esbozar en ti una sonrisa. Una sonrisa que sin decir nada, dice tanto. Frases que jamás imaginaron plasmar un poeta en unos de sus versos. Frases que tan sólo aquel que ama desde lo más profundo es capaz de decir con tan solo una mirada. Frases de ilusión y deseo, de pasión y ternura, palabras que piden acércate, abrázame y bésame. Bésame por que quiero quedar para siempre impregnada de tus besos, de tus caricias de tus abrazos. Por que tan sólo en la distancia puedo contemplarte. Y en la cercanía de mis sueños amarte como nunca te amaron, Déjame decirte mi ángel esas hermosas frases que solo los ojos del alma pueden adivinar.


Mónica García Torres.

ME PREGUNTAS QUE ES EL AMOR PARA MI...

Me preguntas ¿qué es para mí este amor? Nuestro amor… Difícil pregunta y respuesta insólita por que no existen palabras posibles, ni sentimientos capaces de poder describirlo, pero si te sirve de algo para tu pregunta, te diré como me siento desde que tu llegaste a mi vida, y así, sólo así, podrás hacerte una mínima idea de lo grande y profundo que es mi amor por ti.
Llegaste como si de la nada, con tu sonrisa traviesa y hermosa, con tu mirada que aunque triste entonces, ya brillaba al mirarme tímidamente con ganas de vivir e ilusión. El ¿por qué de aquella tristeza? Lo desconocía entonces pero aquello hizo mella en mí, como un duendecillo que se adentra por mundos infinitos dispuesto a conocer.
Tus sueños juveniles, tus bromas, tus risas, tus juegos, hacían despertar en mí esa niña que quizás había escondido hace muchos años. Me di cuenta que gracias a ti, reía por cualquier cosa, jugaba, saltaba, corría, gastaba bromas, como la mas peque de todas, mi comportamiento había vuelto a ser como cuando tenía 17 años y ansiaba conocerlo todo.
Poco a poco en mi interior algo iba cambiando, aunque te tenía mucho aprecio algo en mi corazón me quemaba ardientemente. Un nombre de mujer se estaba grabando en su piel y nada podía hacer para pararlo. Quise taparlo pues eso no podía ser, me estaba enamorando de una niña, que aunque ahora mujer a mi me quitaba el sueño, mis pensamientos ya no volaban sin dirección, ahora tan sólo recorrían un camino, aquel que me conducía a ti, esa niña de lindos ojos que me cautivó para siempre.

Mónica García Torres.

ES INCREIBLE...

Es increíble que tenga que callarme un sentir, que tenga que ocultar una verdad que todo el mundo nota. Es una pena tener que renunciar a vivir una experiencia a tu lado por que no quieras renunciar a la comodidad, por no querer conocer lo desconocido y alejarte de aquello que ya no amas y que soportas por compromiso. Insisto en que es una pena que aun amándome, niegues ese sentir por miedo. ¿Sabes? después de conocerte, aun tengo la incertidumbre de si lo que tuvimos fue un simple juego por tu parte o si alguna vez de verdad llegaste a sentir. ¿Y sabes que?. Estoy segura de que sientes algo por mí, por que no es que yo lo diga, es que se nota. Cuando estamos juntas surgen miradas, risas tímidas que apenas dejas escapar para que no se note. Pero recuerda una cosa. Muchas veces dice mucho más un simple gesto o el mismo silencio que mil palabras juntas. Y son esos gestos o silencios los que dicen cuanto hay de cierto en todo amor. En otros momentos imagino cuanto bello hubiese sido el seguir hacia delante. Quizás no hubiésemos llegado a vivir gran cosa o quizás si. Pero eso ya, por suerte o por desgracia no lo sabremos y es una pena. El saber si la elección de seguir nos hubiera echo vivir momentos inolvidables, noches infinitas llenas de pasión, amaneceres impregnados de besos y caricias, de risas entre juegos.

Pero la vida cambia de la noche a la mañana, y donde un día eres feliz al otro todo se termina. Es cruel la verdad, pero la vida se hizo así, el destino lo quiso así. Quizás en mi destino no está marcado el amor, quizás la vida me depare otras mil sorpresas que no tengan que ver nada con el amor compartido con una pareja. Quizás me haga encontrar la felicidad por otros caminos, quizás o simplemente a lo mejor, mi vida no esté echa para el amor hacia otro, sino para dar un amor incondicional a todo aquel que esté a mi lado, para que de mi luz encuentran ellos sus senderos a seguir. Quizás sólo esté echa para amar con el amor más puro jamás creado. Porque desde la bondad infinita está mi corazón creado, desde el amor más limpio y leal y aunque a veces tropiece como todo el mundo alguna vez, se que mi amor nació para darse a los demás sin esperar nada a cambio aunque siempre espere en ello ser correspondido, que no reconocido ante los demás.

En algunas ocasiones me invade la tristeza de tanta injusticia en el mundo, de por que cuando amas a alguien, ese alguien no se da cuenta de cuanto es tu valor hasta que te ha perdido. De por que la gente no se arriesga a luchar por sus sentimientos, por su felicidad, por su bienestar. Y otros que como yo, luchan una y mil veces después de haber caído para encontrar la felicidad y aun así nos la niegan aquellos a los que amamos y no se dan cuanta. ¿ Por que aquellos que luchan por lo que de verdad sienten no se ven, por que los anulan, los ciegan y callan? Es una pena entonces que el amor no se deje ver.

Mónica García Torres.

¡ AY AMOR...!

Hola amor mío, no sabes cuanto me duele verte así, con tu mirada perdida en la noche, tan oscura y profunda que el dolor que conlleva me envenena. Ojala y todo esto no hubiera ocurrido aún, teníamos tantos sueños, tantas ilusiones pensadas, que la vida egoísta y envidiosa nos ha arrebatado en un segundo. No te imaginas vida mía, como me gustaría poder tener en mis manos el poder de parar, retroceder y borrar parte del tiempo para no verte sufrir por la injusticia que ha marcado nuestro destino. Deja ya de mirar el pasado, todo aquello que recuerdes te hará daño y no llores más mi amor, por favor; no sientas miedo pues seré yo siempre quien te acompañe en tus susurros, quien camine cogida de tu mano por la vida, quien calme las lágrimas que broten de tu tristeza y quien comparta las risas de tus emociones. Escúchame, se que puedes oírme y no te preocupes amor, pues seré yo quien te quiera, quien te ame eternamente…
¿Sábes? Para tu tranquilidad te diré y te prometo que renaceré una y otra vez en tus labios, los llenaré de besos y escribiré poemas en tu piel. No te preocupes porque de nada le servirá al dolor querer entrar en tu corazón aunque ahora estés hundida, porque ahí estaré yo para defenderte a sangre y fuego, porque yo seré esa armadura a la que tendrán que derribar si quieren hacerte daño, y sin ello se me va la vida una y mil veces no te preocupes tampoco amor, porque seré tú ángel siempre. Desde el cielo bajaré cada día con la brisa a rozar esas dulces mejillas que tan locamente enamorada me tienen. Con cada susurrar de los pájaros te mandaré mis te quieros y te amos y cuando llegue la noche junto a ti en nuestra cama te declararé mi amor profundo. Acariciaré con mis manos cada rincón de tu cuerpo y aunque en verdad no pueda tocarte, mi amor hará que las sientas como cuando en vida las sentías. Porque no hay amor mas puro que el mío, porque no existen palabras mas sinceras que las mías, porque cuando te digo que te amo, otro ángel se emociona al ver como la tristeza de tenerte tan cerca y no poder tocarte me desgarra el alma.
Quiero que sepas amor que desde el cielo todo se ve tan distinto… No sabes cuantas personas, lloran de tristeza cada día, cuantas injusticias, cuantos miedos y temores… ¿me gustaría tanto poder hacer algo?.
Es increíble mi niña, como siento un hilo de vida en mi cuando me encuentro a tu lado y contemplo esa mirada en la que quisiera perderme para siempre. Te amo tanto amor que me desgarra el alma toda esta situación


Por lo tanto amor, no te sientas sola, porque en esa soledad también estaré yo. No llores amor, ¡Aún estoy viva si tu me recuerdas y me sigues amando como lo estas haciendo!. ¡Ay amor…no me olvides aún estoy viva.! Recuérdame pues viviré eternamente.


Mónica García Torres.

AÚN ESTAS VIVA...

Queridos amigos, un año más se acerca el aniversario de nuestra tan querida romería. Un aniversario que para todos vosotros seguirá siendo el mismo, pero que para alguna gente que me rodea y para mi será distinto. Perdonad si mi entonación o mi expresión no es la adecuada, pero si ya es difícil querer decir lo que siento en estos días, imaginaros expresarlo por escrito para otras personas.

Os digo que este año será distinto por que alguien que para mi ha sido importante en muchas romerías anteriores y en mi vida, este año no estará.

Este 25 de septiembre va a hacer un año del cual un fatídico accidente de coche se cobró la vida de una paisana nuestra y una de mis mejores amigas. Alguien al que no le tocaba morir aún, alguien al que la vida le depararía mil sorpresas de eso estoy segura, alguien que lloró mucho y ahora le tocaba ser feliz pues después de muchos altibajos en su vida ahora estaba en su mejor momento, había conseguido algunos de sus sueños, trabajo, familia y sus amigos que de toda la vida habían estado junto a ella, aún los tenía ahí al pié del cañón para reír con ella, para llorar si hacia falta. Se sentía por fin querida por todos los que en verdad merecían la pena, era plena en su felicidad y así lo demostró yendo tan sólo un día antes de su marcha al encuentro con su patrona a nuestra romería, a pasarlo bien, a disfrutar de todo, de los amigos, de la familia, de ese ambiente y cosquilleo que te entra por el estómago cuando se ve salir a nuestra patrona de su ermita y comienza a procesionar, de la noche de antes donde todos los jóvenes y no tan jóvenes nos la pasamos despiertos riendo, bailando… ¡Quien nos iba a decir que esa sería la última!

Hoy que ya ha pasado un año de aquello quiero decirles a todos, que ella sigue viva, que en nuestros corazones y mentes jamás se ha marchado, que la sentimos más viva que nunca y que su recuerdo no morirá. Por que esa mañana del 25 se marchó una gran persona y pedazo de mujer pero también nació un nuevo ángel. Un ángel dispuesto a entregarse a aquellos que un día estuvieron y hoy aún siguen a su lado. Un ángel travieso y divertido como lo era ella, dispuesto a dar amor, sonrisas y hombro donde llorar.

Ahora sólo me queda pedirte Virgen de Zocueca, de parte de mi corazón, el de mis amigas y de la gente que la quiso y la quiere, que veles aún por sus sueños e ilusiones, que la cuides, que no la dejes sola tú que puedes verla y dile de nuestra parte, aunque ella creo que ya lo sabe, que aún sigue viva para todos nosotros porque mientras que en nuestros corazones la sigan sintiendo, ella vivirá eternamente.

Un beso mando desde aquí, a ese ángel que se fue… Hasta pronto.



Mónica García Torres.

LA CARTA QUE NUNCA ESCRIBÍ....

La carta que nunca escribí comienza cuando una noche de otoño, el amor llamó a mi puerta, ese dulce sentimiento que a veces no sabes si es bueno o malo. Te embriaga con su dulzura, con su sonrisa tierna e infantil, con su renacer repentino. Comienzas a sentir que algo en ti esta cambiando, sonríes por cosas estúpidas, apenas si acabas de terminar los suspiros, te envuelves en un nuevo mundo que ante ti te abre sus puertas y dejas que su misterioso encanto te llene por completo hasta perder tu punto de partida. ¡Ay.... el amor! Que hermosa palabra y que desconocida a la vez. Piensas que el destino que hoy sonríe ante ti, es claro, limpio, puro, que nada puede salir mal, que estas tú ante todos y te sientes capaz de atrapar a la luna. Tan valiente, que nada ni nadie podrán para ese sentimiento que nacido de ti quiere comerse el mundo.

Cuando estas enamorada todo te parece poco, nada es suficiente, lo ansias todo, te ciegas a un nuevo mundo, te tiras al vacío sin tener en cuenta que pueda hacerte daño abajo pues piensas que algo tan inmenso no podría herirte. Gritas al universo la causa de tanta felicidad, alzas tu voz a la altura de las estrellas llegando incluso a quitarle el protagonismo a la luna que protege y guía a tantos locos enamorados. Cuando amas ciegamente lo haces sin medida, sin meta alguna, sin esperar nada a cambio, pues sabes que tú camino a seguir es pasar el resto de tu vida con la persona que en ese momento ocupa tu alma. ¿Pero en verdad sabemos que esa persona será para siempre?

Sinceramente pienso y la vida me ha enseñado que cuando amas a una persona siempre piensas que esta si será la definitiva, que jamás supiste lo que era el amor hasta que a tu vida llegó la persona que ahora la ocupa. Y es cierto que es así como os cuento. Yo que acabo de terminar una relación que creí que seria eterna, me di cuenta de que la amaré y recordaré por mucho tiempo, y ojala dios me de este sentir durante muchos años, por que aunque ya ella no me ame, yo se, por que así lo siento, que mi vida nació hace ya hoy 28 años, para morir cuando el ángel de la muerte baje a buscarme junto a la suya. Aunque pueda parecer egoísta este sentir mió, no le hecho culpa alguna a este corazón, el se enamoró profundamente, alocadamente, apasionadamente. Creyó en si mismo porque nada podía pararlo, se entrego por entero, lo dio todo, rió cuando quiso, lloró cuando lo necesitó, bromeó tantas otras veces de felicidad que creyó ser dios, cuando tan solo era un pequeño sentimiento indefenso entre tantos otros.

La vida es así de juguetona, se encarga de manejar a cada uno a su modo y con el destino de aliado intenta hacer ver que el amor en este mundo no es tan de color de rosa como nos enseñaron y que a veces este rosa se convierte en un color mas profundo. Creo que todo depende de cómo cada persona sepa colorear al amor, hay personas que con el pincel mas pequeño son capaces de dibujar al amor como la mayor obra de arte que jamás se haya pintado y otros que por el contrario, hacen con el pincel mas grueso cuadros horribles llenos de terror, de indecisiones, de miedos.

Yo iba un día caminando y de pronto sin quererlo me encontré la brochita más bella que jamás había visto. Tan alegre y juvenil como una flor que ansiada y nerviosa esperaba a la primavera para poder salir. Recuerdo su sonrisa traviesa, inquieta ante un sentimiento que nacía también en ella, recuerdo como nuestras miradas se buscaban entre la gente, miradas que tímidas ansiaban encontrarse en cada rinconcito. Recuerdo también gestos y palabras que apenas si se acababan por decir y hacer, era tanto el amor que había crecido entre las dos que nos basto sola una noche para declararnos por entonces amor eterno. ¡Y que noche! La noche mas maravillosa de mi vida y aunque después he tenido muchas otras noches maravillosas esa era la primera, la única e irrepetible. Una noche marcada por los besos, abrazos, miradas, te quieros y te amos más sinceros que jamás había dicho y me habían dicho. Por fin un amor era correspondido para mí, y este era sincero, tierno, nuevo, joven.
Comencé a dibujar un hermoso cuadro que guiado por la mejor inspiración posible me hacia pintar paisajes infinitos, momentos inolvidables. Era imposible no sentirme feliz en aquel momento, todo me sonreía, todo instante era poco para vernos, para desearnos, para amarnos, cada minuto y segundo que pasábamos juntas era mas intenso que el anterior, y al llegar la despedida, no era una despedida triste sino dulce, por que aunque ya distanciadas nuestras almas, estas, seguían tan unidas como hacia unos segundos, nuestros sueños se entrelazaban al llegar la noche, unos sueños que nos permitían seguir juntas mientras dormíamos. Y los meses iban pasando, cada día era mas hermoso que el anterior, el amor en mi crecía con pies de gigante, no sabia hasta que punto alcanzaría, pero no me importaba que llegara a extremos todo era tan maravilloso que no pensaba en que se acabara nunca.

Por fin un día, decidimos irnos a vivir juntas, la sensación de dormir cada noche con ella y amanecer al alba contemplando su belleza me hizo creer mas aún en el amor, fue entonces cuando creí por completo que ese amor seria eterno. Conforme iba pasando los años todo el amor que sentíamos se fue asentando y no había día que no saliese de nuestras bocas un te quiero, un te amo, un beso, una sonrisa.

Pero el destino quiso que eso que tan maravilloso era, dejara de existir, dejó que muriera, que se marchitara. El hermoso cuadro pintado comenzó a tornar sus calidos colores en otros más fríos. El amor se fue marchitando en ella por mil causas ¡que sabe dios!, yo intenté por todos los medios habidos y por haber, avivar ese fuego que entre las dos existía y que ahora apenas si eran chispitas, casi cenizas por su parte. Quizás no lo hice de la mejor manera posible, quizás mi intento por retenerla a mi lado no fue suficiente, quizás ya no había nada que hacer, quizás su amor se había esfumado para siempre y tan solo un leve sentir de cariño hacia mí reposaba en su corazón. Quien sabe... Lo que si se, es que un sentimiento de amor nació nuevo en ella y que ya ese sentimiento no llevaba mi nombre si no el de otra persona.

Su amor se había esfumado como el humo de un cigarro, su corazón se moría por otra y el mió comenzó a morir por ella. De esto que os cuento aquí en estas páginas, tan solo ha pasado un mes y es duro aceptar que mi sentimiento en estos momentos no es otro que sentir que me muero sin poder morir.

¿Y que será de mi ahora? ¿Y que será de ella? Tan sólo me queda desearle toda la felicidad que a mi lado le faltó y que no supe darle, desearle que la quieran tanto, que olvide el amor tan inmenso que un día mi corazón le entregó. Que la cuiden, que la amen, que la mimen, que le llenen el mundo de ilusiones, de sueños... ¿Y de mi...? Quien sabe que será de mí......

Ya ha transcurrido un mes y aquí estoy otra vez, hundida en el recuerdo del ayer que aún vive presente en mí. Cansada ya de tanto llorar, cansada de apenas si poder terminar de respirar, cansada de ser siempre yo quien pierda en este estúpido juego del amor, cansada de que mis lágrimas no cesen, cansada de esta vida que hoy sin ella no tiene sentido, cansada de querer sonreír cada día y morir en el intento, cansada de todo esto y mucho mas.

Es cierto que yo no soy quien para impedir o retener ese amor que hoy se ha ido, pues dicen que cuando amas a una persona debes dejarla ir, pero que hay de los que se quedan como yo aquí atrás, rezagados, sufriendo por un amor que les desgarra el alma, que hay de aquellos que como yo ya no suspiran, ya no ven, ya no oyen, que ahora callan, porque este amor que se les ha ido, les ha cegado, dejado sordos y sin palabra. ¿Que hay de aquellos a los que el amor abandona…?

Yo os diré en mi experiencia personal que pasa con aquellos a los que el amor abandona.
Ocurre que se sienten sin vida, que apenas si se respira, oyen o ven, por que aunque antes estuvieran igualmente cegados por el amor, ahora se sienten si rumbo, perdidos, desorientados. No entienden ni por que, ni como pudo pasar, se preguntan una y mil veces por lo que pudo ocurrir, cual fue el fallo, que no hicieron bien, o si no fueron lo suficiente para esas personas que nos dejaron por otras. Y te hundes por que no encuentras salida alguna, quieres evadirte de los recuerdos, borrar ese sentimiento de amor que aunque parezca increíble crece cada día mas, Te acuestas y apenas si puedes conciliar el sueño, y cuando consigues dormirte, tu mayor sueño es que vuelva a tu lado, que se de cuenta de que se ha equivocado, que en realidad a quien verdaderamente ama es a ti y que pronto volverás a tenerle entre tus brazos, volverás a ver esos lindos ojos acaramelados que un día cautivaron tu corazón, sueñas con que esa sonrisa que tantas veces te hizo suspirar vuelva a sonreír para ti, sueñas que otra vez sus labios rozan los tuyos, que sus te amos vuelven a ser melodía para tus oídos, pero es tan bella esa otra realidad que deseas no despertar nunca, deseas vivir eternamente ese sueño para que al llegar el nuevo día no se derrumbe como tantos otros amaneceres cuando al despertar te das cuenta de la cruel realidad que no es otra de que tu sigues aquí en este mundo, triste, derrumbada y en soledad.

Existen relaciones las cuales cuando todo acaba, la distancia hace que esas dos personas que antes eran una sola se dispersen cada una por su lado. Se acaba relación alguna, y aunque no hubiese enfado de por miedo, se dan cuenta de que en ese momento ni siquiera una amistad puede haber entre ellos. Otras relaciones por el contrario, acaba de tal mal manera que una posible amistad es imposible y lo que un día fue amor se convierte en odio absoluto.

En mi caso la relación acabó con ruptura pero no con enemistad, entre nosotras existe aún un cariño mutuo muy fuerte por tantas cosas que hemos vivido juntas y el querer tan inmenso que ha existido y que de el queda cariño. Pero hasta que punto es eso bueno para ambas. Para ella esta situación es un alivio enorme ya que sabe que aunque todo haya cambiado yo seguiré ahí cuando ella me necesite y cuantas veces haga falta. Y me tendrás de eso estoy segura, pero yo no puedo tenerla, si que la tengo como amiga y ella así me lo demuestra, pero mi sentir al verla, al hablar con ella, no es otro que darme cuenta que aun cuando ha pasado ya unos meses aún la sigo amando. Yo necesito saber que ella está bien, para así estar tranquila, y de hecho lo está. Con este nuevo amor ella esta feliz, ilusionada pues sus palabras y sus ojos me lo dicen cuando la veo. Pero yo aunque me alegre en parte de que le vaya tan bien y que sea feliz, cuando nuestro encuentro acaba desearía morirme, tiemblo, lloro, me hundo en una soledad infinita que tan solo yo conozco. Me hace tanto daño el verla que se me escapa la vida. Pero todo esto es contradictorio por que aunque no quisiera verla mas, necesito de ello al mismo tiempo para sonreír, aunque luego me invada la soledad, lo necesito… Solo ella sabe arrancarme esa sonrisa que ahora tengo tan perdida, solo ella es capaz de darme ese empujoncito para seguir adelante, en ese momento aunque no la tenga conmigo, aunque ya no me ame, siento que en el fondo vivo por que ella sonríe, por que ella radia luz con su mirada, solo el escuchar de su sonrisa, es el alivio para mis penas, aunque ya su sonrisa no sea por mi, aunque su felicidad ya no se la de yo. En ese momento me siento viva de nuevo.

¿Qué realidad más estúpida? En todo momento su recuerdo, sus palabras, sus inquietudes, sus sueños e ilusiones vienen a mi recuerdo, son momentos que quedaran grabados en mi mente, muy dentro de mi, tan profundos, que negarlos sería un insulto. Recuerdos que te hacen ver cuantas veces la hice mía, cuantas veces en el camino de su piel recorrí mundos infinitos, y en la guarida de su sonrisa me cobijaba. Ahora tras la sombra miro al cielo, y en la noche olvidada, vacía encuentro la soledad que ella me dejó y recuerdo una y otra vez que un día la amé y que mi amor nunca morirá.

Y los días pasan y hoy igual que ayer, aunque mis ojos ya no lloran, mi necesidad, mi sentir, mi vivir no es otra que volver a su lado. Y que duro se me esta haciendo, intento llegar a su corazón y sus puertas ya están cerradas para mi. ¿Sabéis una cosa? Si tan solo viese una luz, una ilusión, una esperanza, lucharía por ella aunque en ello se me fuera la vida, pero si he de morir en esa lucha, me iría al otro mundo descansando con una paz que tan solo el amor puede dar. Un amor que ansío, que sueño, que anhelo y aunque intente buscar ese amor en otros brazos, aunque eso llegue a pasar algún día, de segura estoy que esos brazos que toque, esos labios que bese llevarán impregnados en mi recuerdo su perfume y su sabor, aunque estos ya no sean los mismos, aunque no me acaricien con la dulzura que ella me acariciaba o besara, siempre vendrán a mi mente lo presiento. Por que no es un amor que se olvide tan fácilmente, de eso estoy bien segura ahora, pues siento que este amor será eterno.

Para encontrar el mar de sus ojos, tuve que caminar hasta un verde olivar que encrucijó mi destino, creí encontrar un amor que tan sólo fue un amor no correspondido. Me ilusioné con un sin fin de sueños que nadie más que yo y mi loco corazón conocían. Los embrujé, los hice míos, los moldeé para ella, les di forma y color, tanto, que ningún dolor humano podría herirnos. Pero una vez más el amor, astuto y despiadado se coló en ellos sembrando una felicidad que creí sería eterna e irrompible, pero no fue así, una vez más me hirió profundamente con sus besos, sus caricias, con sus miradas lujuriosas y llenas de pasión para entregarme sólo a mi. Me endulzó con su bella melodía, sus palabras dejaban huella en mi piel y mi corazón juguetón y aventurero creyó en ellos. Cuando fue pasando el tiempo miles de sombras cubrieron ese corazón que tan enamorado estaba. Confió, desconfió, rió y lloró y por fin sintió miedo, miedo de perder eso que tanto había ansiado encontrar en su vida, aquello por lo que tanto luchó y que fue en vano, aquel amor que sintió como suyo y hoy era para otra.

Lloró mi corazón bien sabe Dios cuanto, que hasta quedó seco, sucio, viejo y arrugado, por que ya no corrían amor por esos mundos creados. La soledad y la tristeza se apoderaron de él hasta que poco a poco fue muriendo.

Pero un día llegará un rayo de luz que ilumine los tristes ojos de mi alma y descubrirá que si vuelve a amar esas pequeñas cosas que la vida le ofrecerá cada día al llegar el alba, que si lucha una vez tras otra por salir del pozo en el que se encuentra ahora mismo, algún día volverá a sonreír por ella misma y de ella brotará esa felicidad que salpicará a todo aquel que se encuentre a su lado.

No me despediré sin antes decir que jamás pensé que tan bello sentimiento pudiera causar tan amargo dolor, sonreír ya no basta en esta puta vida que tan sólo se alimenta del dolor humano. Por que luché y rezé mil veces por que no se alejara de mi lado, por que fuese feliz conmigo, por que se lo entregué todo, todo de mí. Me exprimí al máximo para que ella tan sólo tuviera que amarme y sonreír. ¿Era tanto pedir? Todo mi amor, mi persona, mi ser, renuncié al igual que ella a miles de cosas por una amor que ya no existe, cosas que ahora ya en la distancia cada una vuelve a retomar.

Siempre me preguntaré ¿Qué salió mal?, ¿Por qué se murió el amor? ¿Por que...? ¿Acaso no fui suficiente? ¿Acaso no le dije continuamente que la amaba? Se que éramos distintas en muchas cosas, a veces casi opuestas, pero había amor, un amor que rompía cada una de esas barreras y que supo salir cada día para adelante. Tanta diferencia también fue una ventaja aunque ella jamás lo viera así yo era esa mitad que a ella le faltaba y viceversa, ella era para mi esa persona que completaba mi vida.

¿Qué falló entonces? Ojala algún día la vida me de la respuesta a este amor que tan vivo estaba y que se dejó morir. Y sobre mi corazón acabaré diciendo que hoy por hoy se encuentra luchando cada día, por ver un amanecer más.





Mónica García Torres.