martes, 23 de febrero de 2010

DE MI CORAZÓN AL CIELO

Querida amiga:
Te escribo para contarte algo que me sucede, a tí que me has escuchado siempre. Cuando por fin me quedo dormida, sueño contigo, y al despertar lo siento tan fuerte como si de verdad hubieses estado conmigo en ese instante. Y así un día después de otro, intentando comprender la historia que sucedió, intentando sentir lo que tu sientes pero me es imposible. Imposible de evaluar tanto amor que hubo en tus manos, en tu corazón, en tu mente.
Tanto amor ahogado en lagrimas, tantas lagrimas ahogadas en silencio, tanto silencio ahogado en incomprensión. Todo y todos te indicaron cual era tu puesto, ecepto los que de verdad te conocíamos, cual era la dirección que debias tomar. Ytú, tan solo tú, sacas valor y determinación para ponerte en el sitio que tu habías elegido, para seguir el camino que marcaba tu corazón.
Quiero que sepas que te quiero amiga mía, te quiero con toda mi alma, te quiero por todo lo que tu amabas, te quiero por todo lo que sentiste , te quiero por cada una de las lagrimas que se escaparon de tus ojos, te quiero por todos y cada uno de los silencios, y por todas y cada una de tus palabras.
Te admiro, no por lo que fuiste, sino por lo que sigues significando para mi aún habiéndote marchado se esta mundo. Te admiro por que aún desde el cielo eres capaz de hacerme llegar la sensibilidad de tu alma, el valor de tu espíritu, la paz de tu corazón. Te quiero estés donde estés. Seguramente, es más fácil para mí decirlo ahora que hace tres años cuando de verdad debí decirte cuanto significabas para mi, aunque ya lo supieras.
Quiero decirte amiga mía que gracias a tí, no me rendiré jamás, que aunque el dolor y el sufrimiento son compañeros habituales de casi todas las personas en mi será algo llevadero. Un corazón que feliz, siempre reconoce y comprende con mas facilidad a otro corazón feliz. Esto me lo enseñaste tú a mí...... y quizás ahora te lo pueda demostrar yo a ti, con mis ganas de luchar día a día.
Me he dado cuenta amiga mía. Que las rosas que adornan tú sueño eterno, son más brillantes, mucho mas frescas, mucho mas hermosas, que no parecen marchitar nunca, seguro que tú tienes que ver algo con eso, seguro que el hilo de vida que dejaste dentro de cada una de las personas que te quisieron y te quieren hace que esas rosas tan bellas no mueran nunca.
Querida amiga me he dado cuenta también que estas junto a mi cuando conduzco. GRACIAS. Amiga quiero contarte también que he encontrado de nuevo el amor, un amor que me ha devuelto la sonrisa que creí perdida, un amor que me hace ver todo más claro, un amor para toda la vida.
Sé que es poco todo esto, que mereces mucho más, mereces, no que te recuerden, si no que te sientan, por que para muchos de nosotros tú sigues viva dentro de nuestros corazones.
Amiga se que un día volveremos a vernos, sólo quiero que ese día me recibas con los brazos abiertos.
Hasta pronto. Un beso.


Mónica García Torres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario