martes, 23 de febrero de 2010

En mis pensamientos anhelo buscar ese sentimiento que un día me hizo tan feliz. Que me dio coraje y valor, honor y prestigio porque yo era maravillosa, para alguien maravilloso.

Hoy entre las sombras intento avanzar, entender que todo pasó por que el destino así lo quiso. Otra vez me tocaba a mí sufrir en este juego estúpido del amor.

Lo curioso de todo esto es, que yo nací para amar más allá de la razón, más allá de lo desconocido e imposible.
Y esperaré, no sé hasta cuando podré retener este amor que me desborda, que un día entregué a alguien que hoy me dejó en el olvido. Aunque este amor siga ahí, latente, apasionado, perdido y sin rumbo.
Si supiese la gente lo que significa el amor para mí no pasarían por encima de mi corazón desgarrándolo, destrozándolo sin piedad alguna.
Y ¿ Qué es de mí ?A la gente no le importa, si sufro, si lloro o muero.
¡ Ay Dios!, Ayúdame a salir de este vacío en el que me encuentro. Llénalo otra vez de dulces besos, lindos te quieros y apasionadas caricias. Por que desde que este amor me dejó, me hacen falta como el aire que respiro.
Por que muero por un amor, que se olvidó de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario