martes, 26 de octubre de 2010

QUERIDA AMIGA...

Querida amiga:
Cómo pasan los años... van a hacer ya 5 años desde aquel día en el que el destino quiso cruzar nuestras vidas para que pudiésemos sentir en lo más profundo de nuestras almas, el sentido de la verdadera amistad, aquella que es eterna, aquella que nunca muere, por que está creada desde sus cimientos, pulida con sinceridad y sellada con el cariño más intenso que pueda existir entre dos amigas.
Quisiera decirte muchas cosas, pero a ver si consigo no dejarme nada en el tintero.

Cuando te conocí es cierto que la primera impresión no fue la que yo esperaba, pero algo dentro de mí me decía que quería conocerte, quería ir más allá quería sentir y vivir por conocer que escondían aquellos ojos, tu mirada, quería analizar cada palabra que salía de tus labios por que algo me decía que había mucho más detrás de aquellas formas de ser tan altaneras y estúpidas. jeje.

Un día tras otro te observaba y esa mirada y esas palabras me transmitían algunos secretos de tí, que para mí dejaban de ser tan secretos, algunos de tus gestos te delataban y decidí conocer a esa persona hermosa que yo veía y otros no.

Con el tiempo comenzamos a hablarnos algo más y poco a poco fuiste dejando que entrara en tu mundo. Y te doy gracias por eso, por que gracias a que tu me habristes las puertas de tu corazón, hoy por hoy somos lo que somos.

Con el paso del tiempo comencé a descubrir que tras de tí había muchos más sentimientos escondidos, encontré sencillez, humildad, sinceridad, timidez, amor, amistad, alegría, entrega, descubrí tristeza, añoranza, soledad, miedo. Y supe entonces que dentro de tí y contigo podría vivir emocionates etapas que no quería perderme por nada del mundo. Tenía ante mía a una mujer hermosa por dentro y por fuera y me prometí entonces que lucharía por esa amistad, que estaría en cada momento, que la alimentaría con miles de sonrisas para que esa amistad no muriese nunca y tú Rebeca no te marcharas nunca de mi lado.

Supe día a día ganarme tu confianza y gracias a eso conseguí conocerte mejor, pero todo esto no hubiese sido posible si tú no hubieses querido esta amistad tanto como yo.

Rebeca quiero darte las gracias por que en los momentos difíciles que he pasado en mi vida desde que nos conocemos, tú has estado ahi y me has hecho ver que no estoy sóla y que tengo una amiga en la que apoyarme sin dudarlo. Gracias por tus palabras, por que muchas de ellas me han servido para ver y afrontar la vida con más fuerza y endereza.
Me aceptaste con mis defectos y virtudes y aún así me acogiste en tu regazo y fuiste paño de lágrimas cuando me hicieron falta.

GRACIAS.

Por todo lo que me has dao, por tu compañía, tu apoyo, tu compresión y presencia. Por brindarme la oportunidad de conocerte y llegar a ti, por confiar en mi, por tus sonrisas, por todos los momentos que hemos vivido juntas. Y si en algo pude fallarte te pido perdón.

Fuiste, eres y serás siempre algien especial para mí. Formas parte de mi vida, de mis pensamientos, de mis sentimientos, de mis decisiones y mis emociones...

No te imaginas cuanto de grande es mi cariño por ti, y has sabido ganartelo tú solita, por tu entrega hacia mí, por tu maravillosa forma de ser, por regalarme tu amistad.

Ahora la distancia nos separa, la distancia y un poco de nostalgia al pensar en los días en que estábamos juntas para compartir tristezas y alegrías. Hoy, esa distancia pasa de ser física a ser de pensamiento, pero eso no creas que lo dificulta, porque una amistad comprobada ya con el paso de los años y fiel como la nuestra no se pierde así como así y la tuya es una que deseo conservar de todo corazón para el resto de mis días..

Que sepas que dentro de mí hay un sitio donde tus recuerdos se guardan vivos y seguros. Hay veces que sonrío al pensar en todo lo que hemos compartido y otras veces me invade una soledad enorme, se nublan mis ojos y te extraño.

Recuerda, te lo pido, que si te hago falta o me necesitas,estoy a una llamada, una carta o a 2 horas de distancia. Si me necesitas, dímelo, sabes que conmigo no tienes por que esconder tus sentimientos o preocupaciones. Una buena amistad sigue siendo una amistad juntas o en la distancia.

Te quiero y quiero que sepas que siempre que quieras estaré aqui para seguir compartiendo momentos. Y que aunque ahora no estemos juntas, nuestros corazónes se hacen más fuertes y están más unidos que nunca, por que sabemos que cada una está al otro lado.

Ahora y siempre. TE QUIERO

Un beso mi niña.

Te extraño mucho.


Mónica García Torres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario