sábado, 20 de noviembre de 2010

Cuando el cielo llora...

Cuando el cielo llora amor, llora por que está triste. Triste de ver como mi angustia de no tenerte cerca quiebra mi alma em mil pedazos.
Llora porque siente el vacío que me acompaña cuando al verte, tengo que mirarte desde lejos por que acercarme a tí me está prohibido.
El cielo llora mi vida, y sus gotas de agua son camuflaje para mis lágrimas, lágrimas que cuando lleguen a rozarte, no sabrás si quiera que son mías.
¿ Sábes ? Hoy el cielo es mi aliado en esta vida tan dura sin tí y me ayuda a comprender:
Que no hay nadie como tú para hacer sonreir a este cielo.
Nadie más que tú para hacer de mis días, días llenos de hermosra.
Nadie que como tú pueda hacer de mi alma sol que te alumbre, de mi voz melodía para tus oidos, de mis ojos estrellas que te acompañen en cada anochecer y de mis manos cobijos de ternura para tus momentos de soledad.
Mi vida si supieses que cada tormenta, cada relámpago o trueno es mi corazón diciéndote a gritos que te ama. Gritos desgarradores, enfurecidos con este destino que no quiso que tus ojos se encontraran con los míos. Gritos enloquecidos de amor y pasión, que sólo quieren ser oidos.
Si supieses que cada escalofrío que recorre tu cuerpo en esos días de tormentan son poemas que te mando con cada ráfaga de viento...
Si supieses amor... que cuando el cielo llora, llora por tí...
Mónica García Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario