domingo, 4 de diciembre de 2011

Amo...

Amo...
cada palabra que nace de tus labios y cada silencio. Tu belleza, tu sonrisa.Cada amanecer junto a ti, cada una de las estrellas que nos arropan en nuestras noches a solas.
Amo...
cada suspiro nacido de tu alma, cada sueño cumplido, amo todo lo que eres, y todo cuanto soy cuando estoy contigo. Amo cada uno de los instantes que llenos de pasión, amor y ternura han detenido el tiempo apartándonos de todo y todos.
Amo...
cada momento compartido de alegrías y tristezas, cada te amo y te extraño dichos con el corazón en la mano. Amo cada una de las sensaciones que me haces sentir, cada escalofrío recorriendo mi cuerpo. 
Amo...
cada nudo en mi garganta creado al recordarte, cada pensamiento evocado a mi mente y cada palabra de amor que nace de mi, y me hace escribir todas estas letras.
Amo...
cuando junto a ti consigo desconectar y pareciese detenerse el tiempo. Amo mirarte a los ojos y querer morir en ellos, observar tu boca y querer fundirme en ella.
Amo...
abrazarte y escuchar la melodía que fluye del latir de mi corazón con el tuyo y volver a repetirme que no hay sonido más hermoso.
Amo...
mi seguridad al saber con certeza de que podría vivir toda una vida a tu lado, nacer y renacer en ti, marcharme de este mundo y no tener miedo a perderte, porque con tan sólo sentirte, encontraría el camino de vuelta hacia ti.
Amo...
tener tu nombre pegado a mis labios, y sentir que cada vez que te nombro una sonrisa me es devuelta. Amo cuando me besas y tus besos callan mi boca y sólo un suspiro es capaz de romper el silencio.
Amo...
cada vez que tengo que nombrarte o mirarte a escondidas para que el resto del mundo no sienta celos de cuanto siento.
Amo...
la sensación de ser fuerte, ya que gracias a ti, me creo capaz de comerme el mundo, de saltar sobre un abismo y al mismo tiempo luchar por la vida. 
Amo...
tenerte junto a mi y saber que este amor que siento no lo podrá borrar ni el tiempo, ni la distancia, ni el olvido.
Amo...

Mónica García Torres

viernes, 2 de diciembre de 2011

Te quiero....

Te quiero, 
más allá de lo que nunca llegue a saber nadie. Te quiero en lo más profundo de mi alma. 
Cada día, en mi presente y en mi futuro más cercano, en cada pensamiento, en cada mirada, en cada gesto.
Te quiero, en cada palabra de amor que callo, en cada lágrima que derramo, en cada suspiro que al alba entrego.
Te quiero 
en cada momento a solas, en cada canción que me recuerda a ti. Te quiero en tu presencia y también en tu ausencia. 
Te quiero más allá de la vida, más allá de mi muerte. te quiero en cada sentimiento que nace de mi para tí. te quiero aún cuando siento que mi único camino es estar lejos de ti. 
Te quiero 
cuando siento que mis te amos se pierden con el viento y que tu ni si quiera llegas a oirlos.
Te quiero en toda tu esencia, en el aire que te abraza, en ese susurro de amor que te envuelve, y en la hermosura que te engalana.
Te quiero 
aún no habiendo vivido un amanecer junto a tí, en cada noche soñada, te quiero en mi vida, en mis sueños, en mis deseos más profundos.
te quiero por el simple hecho de que haces latir mi corazón cada día con más fuerza. Te quiero porque has devuelto a mi vida las ganas de seguir luchando, aún cuando pierda esta batalla, se que no será la guerra.
Te quiero 
a pesar de lo que pueda llegar a pensar o decir la gente, te quiero sin ataduras, sin miedos, te quiero más allá de lo que nunca he amado a nadie.
Te quiero simplemente así, sin pedir nada a cambio, tan sólo una sonrisa al mirarme. 
Y Te quiero así, porque no se amar de otra manera.

Mónica García Torres

Poesía es....

Poesía es...
Cada segundo que paso junto a ti, cada noche cuando te pienso y te sueño, cada ilusión creada desde el mismo instante en que te conocí.

Poesía es...
Cada sentimiento que nace en mí cuando con sólo mirarte descubro todo lo hermoso que hay en tí, tu mirada, esa mirada en la que quisiera perderme para siempre. Tus labios que a gritos piden ser besados y que yo tan sólo puedo admirar. Tus manos que al rozar las mías consiguen erizan mi piel. Tu cuerpo la mayor obra de arte jamás pintada y tu voz sinfonía angelical robada al cielo. 

Poesía es....
cada escalofrío que recorre mi cuerpo cuando te acercas, cada suspiro que sin casi controlarlo ya se me escapa cuando te miro mientras tu no me miras. Cada palabra de amor, cada sonrisa dibujada en mi rostro, la inspiración que me produces al escribir estas letras. 

Poesía es...
extrañarte aun teniéndote a milímetros de mi, es la necesidad de gritarte cuanto siento, cuanto me haces sentir con tan sólo tu presencia.
Poesía es...
querer vivir una historia contigo y no tener miedo a equivocarse, es querer dar mi vida a cambio de una sonrisa, de un te quiero, de un segundo de vida junto a ti.

Poesía es...
ir notando poco a poco que algo está naciendo en mí, es ese cosquilleo en mis entrañas, es ese nerviosismo en la mirada, es ese vuelco en el corazón, esa luz en la mirada.

Poesía es...
mirarte y notar como el tiempo se detiene, es grabarte en mi pensamiento para poder soñarte a solas. Es querer abrazarte y fundirte en mi en ese abrazo.

Poesía es...
querer compartir mi mundo contigo y que tu compartas el tuyo conmigo, es querer vivir un sueño juntos y regalarte la luna si me la pides.
Poesía es...
dejarte marchar si mi felicidad no es la tuya aún sabiendo que esa será mi condena.
Poesía es...
amarte como te amo.

Mónica García Torres 

lunes, 14 de noviembre de 2011

Tal vez...

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
yo llevo guardado en esta alma mía, un amor hermoso, un lindo sueño, una verdad escondida..,
llevo impregnado mi corazón de " te amos " de " te extraños ".
Mis manos escriben cuanto siento y mis besos sellan cada una de las páginas de esta historia de amor.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
a cada segundo te pienso, pasa el tiempo a mi alrededor, los días, las estaciones, los años, y cada día te amo más que ayer. Recuerdo cada instante vivido junto a ti, cada carcajada, cada lágrima, cada reto perseguido, cada obstáculo derribado. Evoca a mi mente cada palabra sincera, cada mirada cómplice, cada silencio, cada momento a solas.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
llevo tatuado en mi corazón tú nombre, tú olor, la textura de tu piel, la ternura en tu mirada cuando me miras con cariño, el color de tus ojos, su brillo, el rojizo de tus mejillas, la melodía de tu voz al hablarme. Tengo grabado en mis retinas cada lágrima que has derramado, cada rincón de tu cuerpo, tanto, que podría dibujarte con tan sólo pensarte. Cada detalle por pequeño e insignificante que puede parecer, yo lo tengo guardado en mi pensamiento.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
este corazón de segunda mano maltratado por los amores y desamores del pasado, ha conseguido renacer de nuevo, ha conseguido cicatrizar sus heridas y limpiar su coraza de todas esas lágrimas que un día lo abrasaron a su paso destrozándolo. Este corazón ha vuelto a sonreír de nuevo por el simple hecho de haberse enamorado de ti.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
este amor que siento, este amor que callo, este amor que me hace sentirme viva aún no siendo correspondida, igual que nació de mí, morirá conmigo y sólo quedarán estas palabras, estos sentimientos que son míos y sólo míos.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
aún en la distancia esta mujer que hoy te escribe te confiesa que desde lo más profundo de su alma, velará por ti, por tus sueños, por tus ilusiones, te cuidará, respetará y amará por siempre.

Mónica García Torres.




domingo, 13 de noviembre de 2011

Prisionera de un amor....

Prisionera de amor me encuentro...
 feliz, contenta de ver como el haberte conocido ha cambiado mi vida por completo, ha cogido otro rumbo, otro camino, un sendero que apenas si conocía hasta que tu apareciste sin avisar. 

Prisionera...
 de tu voz, de esas manos que a Dios pido que un día me acaricien. Esclava de esos labios tuyos que cuando están a milímetros de mí yo quisiera hacerlos míos.
  
Prisionera de un amor me encuentro...
aquel que me hace amanecer cada mañana con una sonrisa en la cara, con la paz de saber que vivo enamorada.
 
Prisionera... 
de cada escalofrío que recorre cada poro de piel al rozarse con la tuya, esa piel que viste el color del sol al atardecer. Prisionera de tus ojos, negros y profundos como la noche, llenos de luz, resplandecientes como cada estrella que los alumbran.

Prisionera...
de un cuerpo que quisiera rodear con mis manos, cubrir con caricias, besar con mis labios. 
Prisionera, de sentir una pasión que me desborda de un deseo que a veces me descontrola.
Atada a cada palabra que no puedo gritar por miedo a perder lo hermoso que tengo contigo. Atrapada por no poder dar riendas sueltas a este deseo de amarte, de amanecer cada mañana a tu lado, de envejecer junto a ti, de poder susurrarte que te amo y prometerte amarte y respetarte cada día de mi vida.

Prisionera de un amor...
 que tengo que mirar a escondidas porque mirarte de frente me está prohibido. Envuelta en el silencio de tener que apresar cada sentimiento mio, cada gesto, cada arrebato de deseo por miedo a ser visto. 
Prisionera de sentir como siento, pero enamorada de ti,mi amor, de cuanto eres, y de cuanto soy cuando estoy contigo.

Mónica García Torres

martes, 8 de noviembre de 2011

Eres tú mi sueño....


Eres tú mi sueño...
mi paz, mi sosiego
eres tú mi sueño...
amor profundo, amor ciego.

Eres ese sol que me alumbra
mis ansias de vivir y mi locura.
Eres la brisa que me acaricia
en mis noches de penumbra.

Eres esa palabra de aliento
que me anima en mis penas.
Eres esa verdad que quiero creer
sin escuchar voces ajenas.

Eres fuego ardiente en mis manos
y beso apasionado en mis labios.
Eres el aire que respiro
y la melodía en mis pensamientos diarios.

Eres tú mi sueño...
mi bendición de cada mañana.
mi mejor recuerdo al llegar la noche
y la belleza que lo engalana.

Eres todo mi mundo
lo que añoro, lo que ansio
eres el amor por el que suspiro
mi horizonte, mi rumbo.

Mónica García Torres

jueves, 27 de octubre de 2011

VEN, ACÉRCATE....

Ven, acércate....
necesito contarte algo, necesito que sepas el porqué de esta sonrisa en mi rostro.
necesito decirte que eres tú esa persona que ha devuelto a mi vida, la vida.

Ven, acércate....
no tengas miedo, sólo quiero amarte, sólo quiero cuidar de tí, saciar tu sed de felicidad, sólo quiero susurrarte al oído y acariciar ti piel.

Ven, acércate....
quiero entregarte algo, que es tuyo y solo tuyo, quiero entregarte mi alma, mis sueños, mis deseos, quiero entregarte la respuesta a muchas de tus preguntas, y contestarte que todas esas respuestas eres tú.



Ven acércate ....
vengo a ofrecerte paisajes de ensueño, noches plagadas de estrellas, atardeceres junto al mar, desayunos en la cama y pétalos de rosas en tu caminar diario.

Ven acércate....
quiero renacer en tus ojos cada mañana, regar mis labios del néctar de tu boca y embriagarme de la dulzura de tus manos.
Quiero envejecer junto a tí y regalarte cada día de nuestra vida el increíble perfume de una flor, enseñarte a ver el lado hermoso de las cosas, a saber apreciar cada brisa de aire que roce tus mejillas.

Ven acércate ....

voy a luchar junto a tí contra todo aquello que quiera hacernos daño y que te protegeré con mi vida.
voy a respetarte en cada decisión tomada, secaré cada lágrima derramada por tus ojos, seré cobija para tus momentos de soledad y apoyo incondicional para tantos otros instantes.

Ven, acércate ...

quiero decirte que vivo enamorada de tí, que soy feliz por el simple hecho de haberte conocido.
quiero decirte que eres ese pilar que sustenta mi vida y el único horizonte que ven mis ojos.

Ven, acércate ...

quiero contarte un secreto.... te amo.

Mónica García Torres

 

martes, 18 de octubre de 2011

Eres y serás inolvidable.....

Tú para mí serás siempre inolvidable como aquel atardecer que junto al mar pude ver un día y desde entonces llevo grabado en mis retinas. Inolvidable como cada recuerdo de mi infancia, mis primeras muñecas, las calles y escondites de mi ciudad, eres tan inolvidable como aquella primera poesía que escribieron mis manos, cómo aquel primer libro que leí y recuerdo, porque llegó a emocionarme. 
Siempre serás inolvidable como aquellas fotografías que recuerdo junto a tí y que se perdieron en el camino. Estas entre mis cosas, en mi vida diaria, en mi pasado, en mi presente ahora y en mi futuro más cercano, has vivido en cada uno de mis tiempos y sigues en mi, recorriendo cada parte de mi piel como agua que arranca las piedras del río a su paso, así vives tú en mi, arrancándome cada suspiro, cada palabra, cada te amo, cada te quiero, cada te extraño.
Eres inolvidable porque has conseguido romper con tu abrazo los muros que protegían mi alma de miedos, de angustias, de mentiras. Serás inolvidable y lo se porque así lo siento, vives en mis recuerdos, en mis pensamientos, viajas conmigo allá donde voy y en mi andar diario, me acompaña tu presencia aún estando a kilómetros de mí.
Tú para mí serás siempre inolvidable por que has hecho de mi la persona que soy hoy en día, porque gracias a tí he visto el mundo de otro color, con otra perspectiva diferente, más positiva y esperanzadora. 
Eres inolvidable porque has conseguido que mi vida vuelva a tener un sentido, una ilusión, un destino forjado a base de esfuerzo, de lucha. Has devuelto la sonrisa a mi rostro, el brillo a mis ojos con tan sólo pensarte, has devuelto la inspiración a mi corazón y gracias a ella puedo escribir hoy todo cuanto siento. Has devuelto a mis manos la ternura que creí perdida y a mi vida en sí, las ganas de vivirla.
Fuiste, eres y será sin duda inolvidable, por todo lo que significas para mí, por todo cuanto siento cuando estoy a tu lado, por todo cuanto vivo junto a ti y aportas en mi día a día, ya sea juntos o en la distancia. Gracias amor, por regalarme el placer de tener en mi vida a alguien inolvidable. Te amo.


Mónica García Torres

viernes, 30 de septiembre de 2011

DISTANCIA...

Cada día, cada noche, cada despertar yo te busco, miro en mi ayer, en mi presente, en mi futuro y me doy cuenta de que es tan inmensa esta distancia que tan sólo pensar en ella me quebranta el alma.
Me quedo pensando en mi cuarto, con la mirada perdida en un horizonte lejano donde deseo y anhelo encontrarte, corro y corro en tu busca pero acabo rendida y sin ti. 
Cojo la fotografía que tengo junto a mi cama y la observo, te observo, te sonrío con la esperanza de que me devuelvas esa sonrisa, te acaricio, te aprieto contra mi pecho y una vez vuelvo a mirarte,te beso con la ilusión de que mis labios queden fundidos con los tuyos y te susurro te amo.
Pero ahí está la cruel distancia, que nos hace vulnerables hasta en el recuerdo porque no es más que una fotografía pero eso sí, una fotografía capaz de regalarle a mis ojos el placer de tu reflejo, capaz de hacerme suspirar y llegar hasta emocionarme.
Desde esta soledad el amor duele mucho más, porque cada segundo, cada minuto que no estoy a tu lado siento que no vivo. Al pensarte un nudo comienza a anidar en mi garganta, me oprime, me ahoga, intento no llorar entre suspiros entrecortados pero mi corazón  desbordado me hace sentirte, mi recuerdo evoca tu imagen  a mi mente y consigue hacerme romper en llanto, cada lágrima abrasa mis mejillas y en su recorrido sobre mi piel me tatúan tu nombre.
Lo que más me hiere de este amor que siento y que llevo guardado durante años, es que esta distancia es infinita  porque no hay un acercamiento posible.  Existen  los  amores no correspondidos y no  hay que culpar de esto a nadie, a veces las personas no tienen porque estar destinadas a vivir juntas, aunque una de ellas ame con el amor más hermoso que se haya creado nunca. 
Y aquí entro yo, esta es mi historia, vivo enamorada de un amor no correspondido, del cual sólo puedo disfrutar en mis sueños porque de ellos soy dueña y donde vivo un amor idealizado, un amor perfecto, a prueba de contratiempos, cargado de pasión, de ternura, de besos y caricias. Sueños llenos de todo este amor que tengo guardado 
En esta cruda realidad que me ha tocado vivir en estos momentos,este amor habrá podido sellar mi boca, habrá podido amarrar mis manos y cegar mis ojos para que no puedas sentir este amor que siento, pero eso no impedirá que en mi otra realidad, la de mis sueños, yo te grite que te amo, que te diga que fuiste, eres y serás lo más importante de mi  vida y que esta distancia no impedirá que te siga amando, porque aunque la distancia es soledad, la distancia no es olvido.
Te amo.

Mónica García Torres


jueves, 22 de septiembre de 2011

APRENDER A LLORAR....

A veces la vida nos pone a prueba, sentimos dolor, tristeza, no podemos evitarlo, es inútil intentarlo, porque de una forma u otra las lágrimas son inevitables pero podemos aprender a llorar...
Las causas son infinitas, nos pueden rompen el corazón, una partida inesperada, una amistad truncada, un error, un malentendido, una mentira, un amor no correspondido... infinitos estados que nos pueden llegar a crear una frustración que nos hagan romper en llanto.
Pero no es malo sentir dolor alguna vez en la vida, y en muchas ocasiones no es una cosa que debería entristecerte sino todo lo contrario, deberías verle el lado positivo, aprender de él y hacerte más fuerte. 
No intentes esconderte de él porque directa o indirectamente acabará encontrándote, y cuando esto ocurra, llora, suelta hasta la última lágrima y después libérate de la opresión de tu alma y sonríe porque la vida continúa a pesar de los momentos difíciles. 
Todo ocurre por algo y tenemos que aprender a darnos cuenta del porqué de las cosas, afrontarlas con la cabeza bien alta y procurar no volver a cometer los errores del pasado.
Cuesta, todo cuesta en esta vida, pero si no luchas, si no te esfuerzas por salir hacia delante, si no luchas por vivir aun cuando todo parece estar en tú contra, la tristeza acabará consumiéndote poco a poco y acabarás convirtiéndote en un muerto en vida.
Aprende a llorar, a compartir tus lágrimas con el que a tú lado te tiende su mano, te ofrece su ayuda, no es de cobardes llorar en presencia del otro, además ahí comprobarás quienes a tu al rededor son capaces de llorar contigo, quienes son aquellos capaces de no sólo estar contigo en las alegrías, sino también en las penas, sólo en esos momentos difíciles tendrás la oportunidad de ver, quien realmente está a tú lado, aquel que como verdadero amigo que es, permanecerá junto a ti en silencio, escuchándote, esperando a que cesen tus lágrimas y al terminar te dirá con una sonrisa, tranquilo cuenta conmigo.
Aprender a llorar cuesta, pero CONFÍA EN TI, en tus cualidades, párate a pensar las cosas, ya no eres un niño/a de 15 años, ahora eres una persona adulta, llena de valores a los que aferrarte para derribar cualquier obstáculo que se ponga ante ti, mírate, eres mucho más fuerte de lo que te piensas, y sobre todo piensa siempre positívamente, las cosas ocurren por algo, y siempre tienes que ser capaz de verle el lado bueno a todo, aprender de los posibles errores y sobretodo sonreír ante las adversidades.  
Por eso amigo mío, cuando necesites llorar, llora y no te angusties porque siempre te esperará algo bueno al final.

Mónica García Torres


martes, 30 de agosto de 2011

AMO TODO LO TUYO....

Amo todo lo tuyo mi amor, tu risa, tu alegría, tus fuerzas, tus ansias por vivir, tu mirada, tus lágrimas, cada uno de tus suspiros. Amo también tus penas y las cuido y las mimo desde un rinconcito donde tú no puedas notar que lo hago. Me encanta cuando me miras, me sonríes, me hablas, me rozas, me susurras al oído.
Amo todo lo que es tuyo, cada cosa que ideamos, cada pensamiento, cada mirada cómplice, amo cada palabra que sale de tus labios y cada respiración tuya que alcanza a acariciar mis mejillas.
Amo todo aquello que sueñas, que ansias, que buscas, cada canción que me recuerda a tí, cada momento vivido, cada instante, cada abrazo. Amo cada te quiero pronunciado, cada broma, cada carcajada junto a tí.
Amo todo aquello que sólo desde aquí soy capaz de decirte, todo cuanto escribo pensando sólo en ti. Amo cada sueño que he tenido contigo sin que tú puedas ni imaginar que esa noche la he estado contigo en mis sueños.
Amo todo cuanto pisas, cuanto miras, cuanto tocas o saboreas, amo todo aquello inimaginable que tenga que ver contigo o que evoque a mi mente tu imagen. A veces me hace falta sólo cerrar mis ojos para verte, para recordar tu sonrisa, para sentir que dentro de mi algo da un vuelco con tan sólo pensarte.
Te amo mi amor y tan sólo te he guardado un secreto en esta vida, el secreto de este amor que no puedo confesar por miedo a perder todo esto que siento, y que es mío, sólo mío.
Amo todo lo tuyo y se que lo amaré por siempre, porque si algún día por causas del destino ya no estás a mi lado, todo esto que llevo sintiendo durante años no lo podrá borrar ni la distancia, ni todo el olvido de este mundo.

Mónica García Torres.

DEJA TÚ PASADO ATRÁS.....

Es cierto que el pasado forma parte de nuestras vidas, de quienes somos hoy en día, pero una vez que ha pasado hay que dejarlo ir pues si te quedas anclada en él te perderás tú presente y lo que te quede por vivir en un futuro.Si no dejamos de darle la justa importancia que tiene al pasado, lo convertiremos en nuestro eterno presente y eso nos retendrá en un tiempo sin tiempo.
Atrás ya no queda nada, tan sólo los recuerdos de las cosas buenas que han pasado en nuestra vida y las heridas creadas por tantas otras cosas, pero no debemos aferrarnos a esos momentos de sufrimiento porque nunca llegaremos a salir de ellos. Para que aferrarnos a un tiempo que ya no volverá, que quedó atrás y que si sabemos verle el lado positivo, nos ha aportado sabiduría, fuerza, ánimo y valentía pata experiencias futuras.
La vida es demasiado hermosa como para seguir sufriendo por un pasado, ten en cuenta que si nos pasamos la vida mirando atrás, nos perderemos todo lo que tenemos delante en esos momentos.
El amor, la alegría de vivir, los amigos, los nuevos amores, la familia, la sonrisa de aquel que nos mira, un amanecer, un atardecer, tantas cosas hermosas que nos perderíamos por sólo estar mirando atrás... dejemos a un lado el dolor, las ganas de no seguir viviendo y créanme porque con lo que he vivido alguna vez en mi vida ya he tenido suficiente.  El sufrimiento de lo perdido, el adiós repentino,la indiferencia en la mirada de aquel al que un día amaste y que hoy te dejó en el olvido, amores no correspondidos, gestos, miradas, palabras que nunca dije por miedo a perder a la persona que amaba, caricia que llevo guardadas en el alma, tantas y tantas cosas que forman parte de mi pasado y que un día decidí dejar atrás para poder seguir caminando hacia delante en busca de mi propia felicidad y que poco a poco voy consiguiendo.
El pasado pasado está y el presente está ahí, dispuesto a entregarnos otras salidas, puertas que se abrirán para poder seguir riendo, amando y que nos amen. Para que vivir un sufrimiento continuo si puedo ser feliz.
Dí  ¡ BASTA! a tantos pensamientos y sentimientos negativos que no te llevarán a nada y comienza a vivir, a disfrutar, a conocer, a descubrir, comienza a mirar cada detalle que pasa ante tus ojos porque cada detalle cuenta y es hermoso. Sonriele a la vida y verás como con el tiempo te devolverá esa sonrisa. Ama todo aquello cuanto puedas ver, sentir, tocar, oler y probar pues eso te hará sentirte viva.
Recuerda que cuando se cierra una puerta se abre otra para que continúes tu vida y que por muy oscuro que parezca el día siempre sale el sol por algún sitio, se paciente y no ansíes las cosas pues todo llegará en su justo momento. Agradece cada cosa que te pase porque todo te servirá para aprender algo nuevo. Se valiente, y lucha por tus sentimientos, por tus sueños, por tus pensamientos, lucha por aquella persona que amas, por cada verdadero amigo que no se muera esa amistad, lucha por tu familia, por cuanto te han entregado y te han dado, la vida. Si te caes, levántate, quizás hayas perdido una batalla, pero no la guerra.
Te lo mereces, tú te lo mereces y nos lo merecemos todos, rompe las barreras que un día crearon en tu corazón las heridas del pasado y ama y déjate amar de nuevo, guarda en un saco todo el sufrimiento, todas esas lágrimas derramadas, todos esos momentos en soledad y tíralos en el precipicio del olvido para que nunca puedan volver a hacerte daño, recoge lo aprendido de los errores del pasado y aplícatelo en este presente que es tuyo y sólo tuyo.
EL PASADO ES PASADO Y YA NO VOLVERÁ, EL PRESENTE ESTÁ AQUÍ Y PUEDES DECIDIR TÚ MISMO COMO QUIERES VIVIRLO Y EL FUTURO NO SABES SI LLEGARÁ. Pero sobretodo, sobretodo, sonríe, porque no hay mejor medicina para el alma que una sonrisa.

Mónica García Torres

martes, 26 de julio de 2011

DE CORAZÓN TE DIGO....

No existe una amistad más linda que esta que siento latir a cada segundo dentro de mi alma, ni palabras más sinceras que las que tú y yo hemos compartido. Todo cuanto escriba sobre la amistad, todo cuanto pueda expresar en estas líneas apenas es un atisbo de lo importante que es tú amistad para mí amiga mía, compañera de alegrías y nostalgias, de confidencias, de sonrisas y de lágrimas. 
Mi querida amiga hoy quiero escribirte de un futuro no muy lejano que quiero vivir contigo, de momentos inolvidables que espero nos queden por vivir, viajes, sueños,amores, amistades nuevas, metas...
Quiero poder seguir compartiendo mis cosas contigo y con certeza se que será así, quiero seguir escuchándote como siempre, cambiar impresiones ( aunque a veces no nos entendamos ), e ideando cosas contra todo y todos. 
Hay un lugar en mi corazón reservado sólo para ti, para nuestra amistad, donde guardo cada instante, cada recuerdo, cada sobremesa de charlas tomándonos un café, cada te quiero  y cada te extraño salidos del alma que nos hemos dicho, cada secreto nuestro, cada lágrima compartida y cada una de las sonrisas también.
Sabes de que te hablo si te digo que estoy aquí al otro lado, aún en la distancia, donde las relaciones se estrechan y la amistad se hace más fuerte porque el extrañarse te hace ver cuanto es de importante la otra persona para ti.  
Alguien como tú no se puede dejar escapar, lo supe en cuanto empecé a conocerte, por eso te he confiado mi alma tantas veces y me he fiado de ti con los ojos cerrados tantas otras, por eso no he criticado nunca tus palabras y he respetado todos tus actos, por eso daría mi vida, pondría las manos en el fuego por ti ante todo y sobre todos, te he brindado el tiempo y el espacio para cada uno de tus secretos y no he forzado el que me los cuentes. Cuando tienes la inmensa suerte de encontrar a gente como tú, te das cuenta de que no hay regalo mayor para tu vida, que una verdadera amiga.
En estos 6 años nunca nos habíamos separado hasta ahora, pero aunque a veces es duro, recordar, querer hacer cosas y sentir que te falta ese alguien en concreto, la vida te depara caminos distintos en los que tienes que tomar decisiones, acertadas o no, pero aún así quiero que sepas, que siempre estaré aquí, para cuanto necesites, para cuanto te haga falta. Que sepas que la distancia no va a poder con esta amistad y que siempre, y ojalá sea así, nuestra amistad seguirá creciendo.
Sólo te pido una cosa a cambio amiga mía, que cada vez que nos volvamos a encontrar, tengas guardados un abrazo y una sonrisa para mí. 
Un beso. Te quiero.    

Mónica García Torres

lunes, 18 de julio de 2011

LAS MELANCOLÍAS DE MI VIDA....

Hay días en los que te levantas con la mirada perdida, recordando penas y nostalgias del ayer que te dejan sin aliento y te hacen ver cuanto has vivido, luchado y ganado en esta vida que aún a medio camino ya has sentido. te encuentras de repente extrañando momentos que marcaron tu vida, instantes gratificantes y otros no tanto, que con el paso de los años te han ido haciendo crecer como persona. Recuerdas con tristeza aquellos tiempos que quedaron atrás de tu niñez, donde tu mayor problema era madrugar para ir a clase, los enfados en casa, los quebraderos de cabeza de tu primer amor,etc...
La vida está llena de todos esos pequeños momentos que guardamos en nuestra cabeza y corazón bajo una llave que nadie, más que nosotros puede manipular a su antojo, porque son nuestros recuerdos, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos más íntimos. 
En días como estos en los que el día parece haber amanecido a media luz, vuelven a tí todos aquellos amigos que por diversas causas fueron quedándose en el camino, a aquellas personas que injustamente ya no están en este mundo y que marcaron en tu vida un antes y un después porque sus despedidas repentinas te hicieron ver, afrontar y vivir la vida como si cada minuto fuese el último.
Es en estos días tristes cuando todo esos momentos de ayer florecen de nuevo para recordarte que siguen ahí en nuestra cajita guardados y que siguen vivos como siempre y aunque muchos de ellos nos den tristeza otros se reviven en ese justo momento para darnos más fuerza aun si cabe para afrontar el día a día.
Cierras los ojos y eres capaz de llegar a sentir la tristeza que en aquellos momentos sentiste dentro de tu alma, el dolor de la pérdida de una de tus mejores amigas, la tristeza de ese primer amor truncado por el destino que creíste haber apartado de tu vida,de tu corazón, etc...  pero en días como estos, vuelves a sentir como se te encoje el alma con tan sólo recordarlo. Recuerdas los momentos buenos y malos vividos a su lado, aquel sentimiento de asombro al o saber que pasaba porque de la noche a la mañana pierdes todo aquello que habías amado durante años, vuelves a revivir aquella noche, todo cuanto sentiste, cuanta tristeza acumulada y un nudo comienza a anidar en tu garganta a punto de explotar.
Hechas de menos con más fuerza a aquellas personas que ahora por circunstancias de la vida no pueden estar a tu lado, y ansias poder volver a verlos para abrazarlos, decirles cuanto es lo que los quieres y volver a hablar, disfrutar, reir y llorar a su lado si hace falta. Hechas en falta a la familia, las palabras de tu madre, de tu padre, de un hermano, de una amiga... 
Eres capaz de hacer un balance de tu vida y recapacitar en todo cuanto has vivido hasta ahora y ver cuanto has aprendido de los errores cometidos, si fuiste feliz o si por el contrario no has sabido vivir como se merecía tu propia vida.

Hoy amanecía triste y recordando las melancolías de mi ayer me he dado cuenta de que he vivido cuanto he querido en esta vida, de la mejor manera que he sabido y siempre viviéndola desde el corazón, amándo todo aquello que se ponía ante mis ojos, cada amanecer, cada palabra, cada gesto, cada sonrisa, he dicho a todos cuantos han pasado en mi vida en cada momento lo que sentía, si los he querido, si los he amado, si los he extrañado, hoy por hoy puedo decir que mi vida hasta ahora ha sido feliz en general aún habiendo vivido momentos tristes e inolvidables, pero tengo hoy por hoy en mi vida todo cuanto necesito para vivir, mi familia que aún está conmigo, mis amigos, salud, que más puedo pedir..... si todo cuanto tengo a mi alrededor son sonrisas para mi.

Mónica García Torres

viernes, 15 de julio de 2011

ENAMORADA....

Sueño contigo, al anochecer, al despertar, al atardecer, cuando duerno e incluso cuando despierta a veces ando con la mirada perdida en el horizonte. Me siento enamorada y desde el fondo de mi corazón te abrazo, te beso, te acaricio, te cuido y te acompaño cuando estás junto a mí o en la distancia. 
Desde el fondo de mi alma te amo, con un amor caído desde el cielo para bendecir mi vida con la felicidad más hermosa que haya existido jamás y la tengo sólo para mí, aunque jamás te tenga entre mis brazos, aunque nunca llegues a saber de este amor, aún así, quiero que sepas que me haces sentir la mujer más feliz del mundo, por único hecho de saber que pertenezco a tu vida como tú a la mía.
Tú y sólo tú, desde el primer día en que te vi, desde ese primer cruce de miradas, desde aquella primera conversación, desde aquella primera vez que vi más allá de ti, desde aquel primer sentimiento que empezó a inquietarme, desde aquella vez que comencé a sentir que te quería y ahora pasado los años, desde aquella primera vez que sentí dentro de mí como el amor me grababa a fuego tu nombre y supe entonces que ya te amaba. Desde entonces, cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día, cada momento a tu lado ha sido lo más hermoso que he vivido en mi vida, instantes que tengo llevo guardados bajo llave en mi pensamiento para que nadie pueda robarlos.
Tengo guardados en  mi mente también, cada sonrisa tuya, cada gesto, cada mirada, cada palabra pronunciada. En mi piel tengo impregnado cada roce de tu piel, en mis mejillas cada uno de tus besos y en mi corazón cada te quiero, cada te extraño dirigido tan sólo para mí.
Es muy duro a veces tenerte cerca y tener que callar este sentimiento que me quema, tener que desviar la mirada hacia otro lado para no dejarte ver más allá de mi, de lo que oculta mi alma, de lo que mi corazón lleva callado durante años. 
Amor, soy feliz, porque queda en mí la enorme satisfacción de saber con certeza que nunca te irás de mi lado y que esta amistad que ha crecido, nacida desde lo más profundo y forjada con sinceridad, humildad y complicidad, no morirá nunca y que juntos o en la distancia siempre sabremos que cada uno está al otro lado.
Te amo y perdóname una vez más por callarlo, ojalá y Dios me dé la oportunidad llegado el momento de poder decirte antes de morir, que todo cuanto he escrito y escribo en mis poesías, en mis versos, en mis relatos, fueron, son y serán todos para ti.

Enamorada.... de ti y sólo de ti.

Mónica García Torres 



lunes, 27 de junio de 2011

TÚ DECIDES....

A veces la vida es dura y todo parece estar en nuestra contra, pero TÚ DECIDES... sólo nosotros tenemos algo que nos pertenece y que nadie, ni nada nos lo puede puede quitar, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestros deseos...
Si miras en tu interior te darás cuenta de que tienes la suficiente capacidad de sobreponerte, de luchar, de alzar tu voz para que te oigan, sólo tú tienes la libertad de decidir y TÚ DECIDES si ser feliz a pesar de todo o por el contrario dejarte llevar por la tristeza y desperdiciar el poco o mucho tiempo que te reste en este mundo.

Si es necesario enfrentarse a los miedos, a la realidad, hazlo porque sólo haciéndolo conseguirás abrirte el camino necesario para encontrar esa felicidad que tanto anhelas. Todo depende de ti, sólo tú posees esa fuerza capaz de hallarlo todo sólo tienes que tener paciencia, porque todo sufrimiento tiene su recompensa y recuerda que cuánto más duro es el camino más grata es la meta para tu superación personal.

No te desanimes si en tu primer intento no lo consigues, recuerda, que aquel que tropieza y no cae adelanta camino. No des importancia a cuantas lágrimas derrames en tu camino pues ellas calmarán tu alma.
No digas nunca no puedo, siempre inténtalo, eres más fuerte de lo que en realidad te crees.
Sólo tú tienes en tus manos los materiales necesarios para pintar de otro color tu vida y todo aquello cuanto te rodea, sólo tú tienes tus propias palabras, tus sonrisas, no dejes de sonreír nunca pues cada sonrisa te ayudará a ver las cosas de otro modo. Busca consejo y abrigo en aquellas personas amigas que siempre te tendieron la mano, recuerda, que nadie es capaz de salir sólo y que necesitamos la ayuda del otro. Piensa que el día de mañana puede ser ese amigo el que esté desilusionado y te necesitará a ti. Nunca niegues la ayuda al otro, te sentirás útil, valioso, verás la sonrisa reflejada en la cara de aquel que ayudaste, que hay más gratificante que eso.

Cambiar tu forma de ver y afrontar la vida depende sólo de tí. nadie vivirá la vida por tí, sólo tú tienes las riendas, sólo tú puedes guiarte hacia la felicidad. Recuerda es tu presente vívelo, olvida el pasado porque lo pasado ya pasó y no pienses más que en un futuro inmediato porque ni siquiera sabes si llegará. Vive cada minuto al máximo como si este fuese el último. Disfruta de aquellas cosas simples a las que casi nunca has prestado atención, dile a aquellos que tienes a tu alrededor que los quieres. Puedes cambiar aún estas a tiempo, tu vida puede tornarse de otro color, sólo si TÚ DECIDES.

Es tu vida, tu momento, tu historia, no cometas los mismos errores que ya cometieron otros y busca siempre aquellos modelos a seguir que más admires sin dejar de ser nunca tú mismo y recuerda que tras cada error hay una lección aprendida.

Recuerda afronta la vida siempre con una sonrisa en tu cara y se libre de decidir por ti y sólo por ti, nadie puede robarte eso, ni tus ganas, ni tu forma de sentir, que no callan tu voz, ni apresen tus manos.
Sólo tú puedes escoger cómo vivir la vida.... TÚ DECIDES.

Mónica García Torres. 

martes, 10 de mayo de 2011

A TI MADRE...

Aunque muchas veces en la vida me he enojado contigo por motivos que con el tiempo he llegado a comprender y entender, aunque alguna vez que otra hayamos reñido por tantas otras cosas o haya dicho cosas que mejor hubiera callado, hoy madre tengo que confesarte algo...
Te quiero mamá y no sabes cuanto feliz me hace haber tenido la suerte de que me haya tocado la mamá más linda y maravillosa del mundo.
Si tengo que empezar a darte las gracias, tengo que empezar desde el primer día que vine al mundo, por el simple hecho de darme la vida.
GRACIAS por haberme levantado en mis primeros pasos, por haberme acompañado en cada momento y no abandonarme nunca.
GRACIAS por haber estado en los momentos difíciles de mi vida, por haberme enseñado tantas cosas y por servirme de modelo en muchas otras, aunque algunas de ellas no haya sabido apreciarlas como se merecían.
GRACIAS por ser mi guía muchas veces cuando más oscuro veía el día, por celebrar junto a mi cada  uno de mis 32 cumpleaños.
GRACIAS por tu endereza, por tu comprensión, por tu alegría, por tu saber estar, por tu nobleza y humildad.
GRACIAS por que mucho de lo que soy hoy también es parte gracias a ti, por tus consejos mil gracias y por tus riñas también porque muchas de ellas me han servido para darme cuenta que en ocasiones estaba equivocada.
GRACIAS por tu fuerza, por haber decidido compartir tu vida al lado de un hombre maravilloso como es mi padre y por darme una hermana a la que quiero con locura.

Tu ejemplo de vida hoy y siempre también nació en mí, y sigue en mí.  No te preocupes pues yo seguiré ese ejemplo, y  lo modificaré aportando mi granito de arena en lo necesario para poder enseñárselo a los que me sigan.

GRACIAS por todo el amor que me has entregado, incomparable e inugualable a lo largo de mi vida y lo que quede de ella.
Siento admiración por tí, de ver cada día cuanto haces, por tu forma de ser, por tus ganas de vivir, de luchar.
Perdóname madre si alguna vez te fallé como hija, pero con lo errores he aprendido y hoy por hoy soy la gran mujer que he querido ser siempre.
Estoy orgullosa de ser tu hija y a Dios le pido que retrase todo cuanto pueda el día que tengamos que separarnos porque aún no estoy preparada para vivir sin tí y si eso ocurriera espero que seas ese ángel que me cuide desde el cielo por siempre.

Te quiero mamá. No lo olvides núnca

Mónica García Torres

viernes, 15 de abril de 2011

CONFIA EN MI...

Quizás no llegues a saber núnca nada de este amor que siento, quizás no tenga el suficiente valor para mirarte a los ojos y decirte todo aquello que nace dentro de mí y que como fuego ardiente graba en mi alma cada momento que he vivido y vivo contigo.

Quizás la vida no nos de la oportunidad de que podamos mirar hacia el mismo lado en un horizonte lleno de amor, tal vez no llegue jamás a rozar esos lindos labios ni acariciar tu piel con la sensualidad y ternura que llevo impregnadas en la palma de mis manos.

Quizás jamás llegue a ver un amanecer abrazada a tí, rodeada de tus brazos, a milimetros de tí, de tu boca, de tus ojos, tal vez núnca llegues a escuchar a este corazón que te grita los te amos más sinceros que oíste núnca, pero...

Mi amor, CONFÍA EN MÍ, te regalaré la amistad más linda creada núnca, la más sincera, aquella que nace del alma, aquella que es capaz de hablar también en los silencios.
Amor regaré cada flor del jardín por el que cruces para que siempre puedas observar la belleza en todo su esplendor.

CONFÍA EN MÍ caminaré a tu lado y estaré siempre preparada para derribar junto a tí todo cuanto se ponga ante tí en este sendero de la vida. Pintaré paisajes jamás pintados, plasmaré en ellos toda la bondad, la pasión y la sensibilidad que en ellos pueda tener cavida.

CONFÍA EN MÍ con mi amistad también te entregaré mis ojos, mis pies y mis manos, seré sandalias para tus pies doloridos y cansados, seré esa frescura que rocíe tus heridas para tenerlas siempre limpias y las mimaré para que cicatricen lo antes posible.

CONFÍA EN MÍ cuidaré cada palabra, cada mirada, mediré cada paso dado, para que tu libre decisión siempre sea la má acertada. Te protegeré de todo y todos cuanto quieran hacerte daño y si en ello se me va la vida, no habrá muerte más dulce que la de morir de amor.

Amor no espero nada ha cambio con todo esto, ni si quiera espero que lo entiendas, pero esto es mi amor, mi manera de amar y de amarte. Un amor que quisiera ansiarlo todo contigo pero que se conforma con lo poquito que tu quieras darle aún sabiendo que pasarán los minutos, las horas, los días, los años, que llegarán personas a tu vida a los que amarás con locura y que yo seguiré aquí amandote como aquel primer día e incluso más aún si es que cabe todavía.
Amor mío... mi vida, mi cielo, CONFÍA EN MÍ por que sólo entiendo de sonrisas, de pasión, de ternura, de construir castillos en al aire, de poesía, de sinceridad pues todo cuanto dicen estas palabras no esconden nada que no puedas ver con tus propios ojos.

A veces siento celos de todo aquel al que miras con ternura y maldigo la suerte de este amor no correspondido, pero luego ocurre, que llega el instante en que tú me miras y lo olvido todo. Me doy cuenta, de cuanto es, lo afortunada que soy por el simple hecho de haberte conocido, por el simple hecho de saber que soy alguien importante en tu vida, de que muchas veces me has dicho te quiero y de tantas otras cuando me has dicho te extraño.

Sólo te digo amor mío, que CONFÍES EN MÍ, por que como amiga te entregaré todo aquello que como amante no puedo darte y confesarte que, velaré por cada sueño tuyo y que aún en la distancia estaré ahí cuando menos te lo esperes.Te amo.

Mónica García Torres


 

lunes, 11 de abril de 2011

Aquí estoy yo...

Aquí estoy yo...
para secar cada lágrima que brote de esos lindos ojos apagados que hoy anidan en tu mirada, para colmar de sonrisas tu vida, para alimentar de fuerzas ese corazón que hoy yace hundido.
Aquí estoy yo...
para saciar tu angustia con miles de palabras de aliento, para tenderte mi mano cuando aún no hayas caido y si ya lo has hecho levantarte con todas mis fuerzas.
Aquí estoy yo...
para ayudarte a derrumbar esas barreras que han aparecido en tu camino y ayudarte a caminar de nuevo, para entregarte mi vida por entera, para amarte, respetarte y ser tu abrigo en las noches de frío.
Aquí estoy yo...
cargada de amor, de pasión, de ternura, de besos y caricias todos enteros para tí, sintiéndote en mi corazón y creando e idealizando mundos enteros sólo para dos.
Aquí estoy yo...
para ser el silencio que acompañe tus momentos de soledad, para ser esa brisa de viento que baje a rozar tu cara.
Aquí estoy yo...
para curar cada herida marcada por el tiempo y hacerlas desaparecer con el amor que te mereces, para escucharte, para compartir tus momentos y los míos, para complementar esa parte de tí que de mí necesitas y al contrario.
Aquí estoy yo...
para compartir la hermosura de un atardecer junto al mar tan sólo en silencio, para regalarte la cara más linda de la luna y enseñartela cada noche.
Aquí estoy yo...
con todas estos relatos, versos o poesías inspiradas todas en tí y para tí, pensándote a cada momento y evocando tu imagen a mi recuerdo.  
Aquí estoy yo...
dispuesta a entregar y dar amor, amistad, aquella que está preparada para ofrecerte todo cuanto tu alma le pida, para susurrate al oido aquellos te amos más sinceros que te hayan dicho núnca.
Aquí estoy yo...
esperando a poder amanecer algún día a tu lado y soñando con que un día puedas verme aún teniendome siempre al lado y puedas corresponderme a este amor.
Aquí estoy yo...
 para entragarte todo cuanto tengo guardado sólo para ti,
mi amor, mi vida.

Mónica García Torres

sábado, 2 de abril de 2011

EL SECRETO DE LA VIDA

El secreto de la vida, menuda fracesita. ¿ Dónde está el secreto de la vida ?.
Con el paso de los años, con el ir y venir de la gente que han marcado mi vida, con todas esas alegrías vividas y tantas horas lloradas, con todas esa miradas que llevo clavadas en mi alma y esas sonrisas grabadas en mi recuerdo. Tantos momentos inolvidables anclados en mi pensamiento, tantos amaneceres vistos, algunos a solas y otros en compañía, tantos besos que me han entregado y he entregado, tantas palabras de apoyo y consuelo que hoy están impresas en mi corazón, tantas caricias tatuadas en mi piel... Por todo esto y mucho más, hoy por hoy, puedo decir que he encontrado mi secreto de la vida.
Mi secreto de la vida ha estado en mí desde el mismo día en que nací, desde aquella primera vez que cruzé mirada con mi madre y sentí que algo en mí crecía, un sentimiento de felicidad, de seguridad, de inmensa gratitud.
Conforme fueron pasando los años, aún siendo niña, recuerdo disfrutar igualmente de cada día sin más preocupación que pelear con mi hermana pequeña, porque sólo recuerdo una sonrisa tras otra. Ya en mis años de adolescente cuando llegarón los primeros amores, las amistades, de los cuales algunos quedan y otros ya se fueron. Comencé a llenarme de la felicidad que te da el amor y la amistad, la familia. Empecé a entregarme a todos y cuantos aquellos aparecieron en aquellos años, les entregué amor, amistad, compañía, lealtad, solidaridad. Con muchos de ellos pude sentir también el otro lado amargo de la vida, el dolor, el desengaño, la soledad. Pero fue cada una de esas vivencias las que cuando más hundida estaba me hicieron darme cuenta de que mi vida tenía un único sentido, el de vivir, por mí y para los demás aún cuando los resultados no fueran los esperados, comprendí que por cada error que cometía adquiría un valor nuevo que me hacía comprender que todo lo malo colleva algo bueno, me incitaba a luchar, a buscar la felicidad aunque en ello se me pudiera ir la vida. Fue asi que me di cuenta de supe que el secreto de la vida estaba dentro de mí, desde el comienzo, en cada momento en el que para mí, era gratificante el ver que tras una palabra mía había una sonrisa de alguién que en ese momento la había perdido o incluso cuando simplemente hago reir a la gente.
Mi felicidad está cuando cada mañana vuelvo a abrir los ojos y me doy cuenta de que tengo un día más para simplemente vivir. Cuando me siento afortunada por que tengo un trozo de pan que llevarme a la boca. Satisfecha cuando un amigo me dice que me extraña y me quiere, cuando me dicen" un te necesito " por que sé que las cosas las he hecho bien.
El secreto de mi vida está en la sonrisa del que me mira con cariño, en las palabras entrecortadas que me dedican y dedico y en es nudo en la garganta de ese amigo, padre, madre o hermano que de mi obtiene consuelo.
Mi felicidad está en cada lágrima que derramo de alegría y en cada lágrima que seco al otro con la ternura y delicadeza que eso merece. Mi secreto de vida está en tener a mi lado a las personas más hermosas del mundo, a las que aún conservo de esos años de niña, a los que he ido conociendo después y aún conservo y tener la alegría también de haber conocido a todas aquellas que ya se fueron y que hoy viven en mi alma. Alegría de ver como soy capaz de escribir con la naturalidad que me hace sentir este sentimiento. Afortunada de amar y de ser amada aunque a veces el amor que siento no sea correspondido.
El secreto de mi vida es haber aprendido que la esencia de la vida está en todos esos pequeños detallles que cada día pasan ante nuestros ojos y que yo he conseguido llegar a observar. Que la timidez en una mirada también es hermosa. A ver comprendido que esta vida es para vivirla y que cada minuto cuenta. El saber y entender que todo lo que nos pasa a lo largo de la vida ocurre porque el destino lo ha querido así y que todo aquello cuanto nos pase ya sea bueno o malo siempre servirá para enseñarnos que la vida es una lucha continua que si sabemos afrontarla, nos hará crecer como personas.
Mi secreto de vida no es otro que vivir, amar, ayudar, calmar el llanto de otros y el mio propio, no es otro que querer y dejar que me quieran y mostrarme tal y como soy. No es otro que intentar ser alguien para alguien, y que ese alguien te reconozca alguna vez en la vida cuanto significas para él, aunque tú no lo hagas porque te lo reconozcan, sino porque te nace del alma. No es otro que preocuparme por las cosas que realmente deben de preocuparme y dar la importancia justa a aquellas cosas que la requieran.
Hoy por hoy mi secreto de vida no entiende ni de fronteras, ni de clases, ni de sexos, ni de tiempos, hoy por hoy mi secreto de vida es vivir con todos y para todos porque así lo siento, y este sentir mío es el que me da la felicidad y la esencia de mi vida. Gracias a todo esto soy, hoy por hoy, quien soy.

Mónica García Torres.

miércoles, 30 de marzo de 2011

NÚNCA PIERDAS LA ESPERANZA...

A veces en la vida se nos presentan momentos difíciles que superar, decisiones a tomar, tener que alejarnos de aquellos a los que amamos, decir adiós..., momentos que cuando suceden uno tras otro nos hacen pensar que la vida no tiene sentido... pero yo te digo, que NO PIERDAS NÚNCA LA ESPERANZA. Cuando creas que todo está en tu contra, cuando pienses que seguir es inútil, que vas dando tumbos de un lado a otro sin encontrar un rumbo fijo...yo te digo, que NO PIERDAS NÚNCA LA ESPERANZA.

Es cierto que a veces nos arrebatan nuestros sueños pero no dejes núnca de soñar y piensa que tras una puerta cerrada, se habrirán otras mil posibilidades por las cuales encontrar una salida, que si sabes mirar, siempre habrá una mano amiga a tu alrededor tendida para que puedas tomarla y te ayude a levantarte. Piensa que tras cada error cometido hay una lección aprendida y vive cada día como si este, fuese el primer día del resto de tu vida.

No permitas que nadie, ni nada te quite tu derecho a vivir, por que tu vida es lo más valioso que puedes poseer. Toma tus propias decisiones y vive tus sueños porque ellos serán los que te ayuden a seguir hacia delante, por muy largo que se presente el camino, sean cuáles sean los obstáculos que se den, núnca dejes de intentarlo una y otra vez y si caes, levántate.

No dejes que tu vida se convierta en una marioneta de la cuál, cada uno de los que quieran acercarse a tí, puedan acceder a tus hilos y manejarlos a su antojo.

Piensa siempre que tras la tormenta llega la calma, que siempre existe un rayo de sol esperando para mostrarte el camino, bien sea por las palabras de un amigo, el abrazo de un hermano, por el consejo de un padre o una madre e incluso por el apoyo desinteresado de un desconocido.

No esperes que aquellas cosas que buscas vengan a tí a llamar a tu puerta, sal y búscalas que aún cuando el camino sea el más escabroso, el llegar a ello y conseguirlo, es lo más gratificante que te puede pasar en la vida.

Persigue tus metas con todas tus fuerzas y si alguna de las que intentas alcanzar no la consigues, no te derrumbes, márcate otras, quizás otros caminos te lleven a ellas o quizás encuentres otras mejor.

No pierdas núnca la sonrisa, búscale el lado positivo a todo aquello cuanto vaya marcando tu vida ya sea bueno o malo, por que todo ello te hará fuerte y recuerda, que a veces la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas, aquellas que cada día pasan desapercibidas ante nuestros ojos, por que tenemos la cabeza llena de preocupaciones innecesarias.

No dejes que nadie te robe la alegría de vivir, de sentir, de amar, rodéate de gente que siempre te aporte algo bueno, la que no te juzgue, ni te critique, esa gente que te apoye y respete, que te entregue sinceridad y lealtad, esa gente que incluso cuando se tiene que alejar por algún motivo, sepas que siempre los tendrás ahí.

No guardes sentimientos que hoy puedas decir, por que quizás no tengas la oportunidad de decirlos núnca. Vive el presente, por que el pasado ya pasó y el futuro no sabes con certeza si llegará. Vive una vida que no esté marcada por el odio y el rencor, por lo que para ello, debes perdonar y embriagarte de emociones hermosas, de sonrisas, de pasiones...

Llena tu corazón de amor, tus pensamientos de momentos inolvidables, de instantes hermosos, graba en tu piel cada beso o caricia que te entreguen y estate siempre preparada para dar en cuanto te necesiten e incluso cuando no haga falta.

Llena tu alma de valores, porque los que vayas adquiriendo te harán crecer como persona y recuerda siempre que, por muy oscuro que parezca el día, siempre se aprende o se encuentra algo con ese rayito de sol y sobre todo, sobre todo, NO PIERDAS NÚNCA LA ESPERANZA.


Mónica García Torres

lunes, 14 de marzo de 2011

¿ Y si mañana fuese mi último día.... ?

Cada día debería ser maravilloso para cada uno de nosotros por el simple hecho de haber abierto los ojos al amanecer y comprender que tenemos la oportunidad un día más de hacer las cosas bien.
Si mañana fuese mi último día, actuaría como cada día cuando me levanto, dando gracias a Dios por el simple hecho de haber visto la luz del día. Por saber que en mi primera bocanada de aire recibida, notaré que sigo respirando.
Iré a la cocina y tendré un trozo de pan que llevarme a la boca y al entrar al salón tendré alguién a mi lado que me dedique una sonrisa y me de los buenos días.
Afortunada, porque mi bondad es capaz de regalarme la facilidad de percibir esos pequeños detalles, sentirlos y embriagarme de toda la felicidad que me producen.
¿Cuanto de valioso tenemos a nuesro alrededor, y lo increiblemente incapaces que somos la mayoría de no saber valorarlo?.
A veces nos pasa, que hacemos la vida mucho más difícil de lo que es en realidad, ya de por sí es complicada y nos empeñamos en retorcerla más aún, nos ponemos vendas en los ojos mucho antes de que se presenten los acontecimientos y eso es lo que hace, que muchas veces creamos que no merece la pena seguir luchando.
Con lo maravilloso que es cuando te das cuenta de que cuando una puerta se te cierra, existen ventanas que se te abren, cuando soy capaz de verle el lado positivo a todo y ello me reconforta, porque tras un error, siempre hay una lección aprendida.
Si mañana fuese mi último día... me comportaría como cada día, sabiéndo que este podría ser el último, y digo a mi familia que los quiero, a mis amigos, disfruto de un momento a solas, para mí. Comparto mis sonrisas con todo aquel que las quiera compartir conmigo. Lloro si tengo que llorar, y viviendo así, emborracho de felicidad a todo aquel que tengo a mi lado y es gratificante ver como los que te rodean sonríen, por el simple hecho de que tú sonríes.
Vivo cada minuto intensamente porque no se si habrá un segundo que le siga. Día a día voy limando de asperezas mi pasado, borrando los malos recuerdos, perdonando a aquellos que un día me hicieron daño y por los que lloré y quedándome sólo con los buenos, dejando las ataduras atrás y atando todo aquello que se debe quedar en mi recuerdo para siempre. Y vivo, vivo un presente intenso porque es el que hoy por hoy pueden ver mis ojos y sentir mi alma, porque es el único con el que puedo hacer planes por que no se si llegará el mañana. ¿ Para qué preocuparme innecesariamente por algo que ni siquiera se si llegará ?.
Si mañana fuese mi último día, confesaría todo el amor que tengo guardado, todo cuanto sentí y siento a aquellos a los que nunca me atreví por miedo a perderlos. Disfrutaría de la sonrisa de un niño, de un amanecer en la playa, un atardecer, escogería algunas de las canciones que han marcado mi vida y me sentaría a escucharlas, no sólo con los oídos, sino también con el corazón. Y agradecería tantas cosas.... aunque aquellos que me conocen saben que mis palabras hablan por si sólas y agradecida estoy ya de por sí, por el simple hecho de tenerlos en mi vida.
Si mañana fuese mi último día, al llegar la noche cerraría mis ojos con la total traquilidad de saber que mientras estuve viva fui quien quise ser toda mi vida y que a los que amé y quise con toda mi alma, también me amaron.
Mónica García Torres

jueves, 10 de marzo de 2011

Puedo entregarte lo que soy y lo que tengo...

Mi amor en esta vida no todo el mundo puede decirte: " Puedo entregarte lo que soy y lo que tengo". No todo el mundo es capaz de poder valorar a la persona que ama hasta tal punto de ponerse en su piel y sentir como siente en cada momento. No todos son capaces de decirte te amo aún cuando no espere recibirlo de nuevo.
Estoy rodeada de amor, llena de amor, por eso puedo entregartelo, vivo envuelta en un mar de sonrisas para todos aquello que quieran compartirlas conmigo, incluso para aquellos que ni si quiera las necesiten, por eso puedo dartelas. Mis ojos estan llenos de emociones, de paisajes hermosos grabados en sus retinas para poder envolverte con ellos y enseñártelos poco a poco.
Vivo rodeada de buena gente y puedo ofrecerte también sus momentos en compañía. Tengo una vida llena de instantes vividos que quisiera compartir contigo y tengo esa parte de tí que te falta, y que la mía la complementa.
No puedo entregarte ni odios ni armaguras, por que no tienen cavida en mí, por que cuando aparecen intento ahullarlos para que no puedan llenarme de ellos y amargar a todo aquel que este a mi lado sin que se lo merezca.
Tengo sinceridad directamente nacida de mi alma, para serte fiel, leal, para demostrate que aún existen personas que como yo aman con el alma, sin miedo a la traición. Tengo millones de comedias en mi vida con las que hacerte sonreir, infinitas palabras con las que alejar los momentos de tristeza y hacerlos mas llevaderos.
Puedo entregarte pasión, ternura, puedo enseñarte la belleza de las cosas, puedo entregarte todos esos pequeños detalles que alimentan sin darse cuenta una día a día lleno de rutinas.
Puedo sorprenderte, contar cada noche cada una de las estrellas del firmamento y jugar con ellas para escribir tu nombre. Puedo buscar cada madrugada para tí la cara más linda de la luna, para que cada vez que la mires llene de paz y tranquilidad esa alma tuya.
Puedo ofrecerte un mundo alejado de las hipocresías y los miedos y si alguno se presetara afrontarlo junto a tí e incluso entregar mi vida si se me fuese en el intento.
Tengo mil versos que escribir aún, mil poesías que no lleven en su contenido más que sentimientos dedicados a tí. Tengo tanto que ofrecerte...
Y no puedo entregarte más cosa material que lo poco que tengo, sólo humildad pero.. ¿que importa eso, cuando es el amor y la felicidad cuanto marca este largo camino de la vida?
Y aquí te ofrezco también y ya por último mi felicidad, mi aliento, mis fuerzas, mis ganas de vivir, por que cargada estoy de ello y puedo regalartelo, como amiga, como compañera, como aliada, como pareja...
Sólo quería que supieses que sólo puedo entregarte lo que soy y lo que tengo...
Amor mío.
Mónica García Torres

viernes, 4 de marzo de 2011

Este silencio....

No puedo seguir buscando a la deriva tu aroma, tu mirada, tus besos. Intento vivir bajo un silencio que me quema y me desgarra por dentro. A quien quiero mentir, me esta matando el ocultar este sentimiento. Me siento prisionera de un amor que no me deja ser libre, libre para decir cuanto es lo que por ti siento. Y sintiendo esto por tí, estoy envuelta en un mar de dudas, por que si lo sigo guardando para mi, reviento y si lo digo te pierdo.

Perdóname por no ser valiente, pero es que tengo tanto miedo....

Si alguna vez creíste que nadie podría amarte como realmente tú te mereces, quisiera que supieses que yo tengo todo cuanto tú necesitas, tengo sonrisas que compartir, miradas complices, tengo amor y ternura para entregarte, respeto, fidelidad, cariño, pasión, te amos, tengo poesía y ganas de vivir para tus momentos de desvanecimiento, pero perdóname una y otra vez por ser una cobarde y no entregarte todo cuanto tengo guardado para el amor de mi vida, para tí.

Siento que no puedas recibir todos aquellos besos que suelto al viento, todos los te amos que te grito al alba y los versos que te susurro cuando junto a tí te los digos con el corazón para que no puedas oirlos. Siento que no puedas escuchar cada sonrisa tímida que te dedico, cada lágrima que humedecen mis ojos con sólo recordarte, siento que no puedas percibir ese cosquilleo, ese temblor que me recorre cada poro de piel con tan sólo tenerte a milímetros de mi.


Y todo esto que siento no lo ves, por que no quiero que lo veas, pero quiero que sepas que tengo en mi cabeza grabados cada uno de los momentos vividos contigo, en mis lábios tus palabras, en mis oidos tengo tu voz como melodía hermosa y en mis mejillas tus besos...

Mucha veces he intentado quitarme esta armadura que llevo amarrada a mi alma para armarme de valor y confesarte lo que llevo guardado durante años, pero una vez más se me presenta el miedo, en forma de soledad, de angustia, de pena, ante mí creandome dudas constantemente, de que podría pasar si un día en vez de callarlo, cierro mis ojos y lo suelto.

Como duele amor, créeme, este silencio...


Mónica García Torres

martes, 15 de febrero de 2011

TE AMO ENTRE SUEÑOS Y SILENCIOS...

Te amo entre silencios mi amor, desde ellos yo te pienso, te cuido, te mimo, te admiro y observo. Te amo desde mi sueños, un lugar donde he creado mundos tan sólo para tí donde no existe el miedo, el sufrimirnto o el olvido, un lugar donde perderme en tu mirada no sea pecado, un lugar para amarte y quererte sin que tú puedas ni si quiera darte cuenta de que a veces te lloro, te siento, te susurro, te extraño.

Te amo entre silencios, por que gritarlo sería mi condena. Desde aquí todo es más hermoso, te miro sin que me mires, soy dueña de todo cuanto quiero y siento, de todo cuanto soñé en esta vida y me veo capaz de todo.

Te amo entre sueños, allí puedo hacer que la brisa baje a rozar tu cara cada noche y que con ella puedas escuchar mis versos, mi poesía que es entera para tí. Puedo adueñarme del sol para que con su calor, caliente tus momentos de frio, puedo ofrecerte la luna para que en tus momentos a solas al mirarla te ofrezca su mejor sonrisa y te haga suspirar.

Te amo entre silencios, en ellos el tiempo es mi aliado, el poder estar a tu lado sin condiciones, aunque sólo sea como amiga, me dan las fuerzas suficientes para querer seguir soñandote cada noche. Me da el aliento necesario para seguir sintiendo lo que siento a pesar de tu desconocimiento.

Te amo entre sueños por que sólo en ellos puedo ofrecerte todo aquello que despierta no puedo entregarte. Puedo besarte sin sentir pavor a tu rechazo, puedo abrazarte sin verguenza alguna, puedo temblar al sentirte a mi lado y no pensar si quiera que tú puedas darte cuenta, sólo en ellos soy capaz de decirte lo que siento sin miedo a nada, por que en ellos tú también me amas.
Te amo entre silencios y entre sueños por que sólo ahí soy capaz de decirte cuanto es que siento.
Mónica García Torres

martes, 8 de febrero de 2011

MI AMIGA, MI FUERZA...

Mi amiga, mi fuerza...
Tener una amiga en esta vida de hipocresías, egoísmos y envidias es un tesoro y como piedra valiosa que Dios ha puesto en mi vida te cuido y alimento esta amistad con todo cuanto tengo para ofrecerte y cuanto soy, para que este sentimiento tan hermoso no muera nunca.
Tener una amiga que conozca toda aquello cuanto eres, que respete tu pasado, tu presente y tu futuro. Una amiga capaz de entregarte sus recuerdos, de ofrecerte su compañía, sus ganas de vivir y sus ánimos para luchar.
Tener una amiga que no critique tus errores por desafortunados que sean y aún cuando lo has hecho, en tu caida te ayude a levantarte, te aconseje, te aliente. Una amiga que aún siendo la tormenta, la de vientos más huracanados, sea capaz de cogerte de la mano y afrontarlos contigo.
Tener una amiga que entienda tus momentos a solas y sea capaz de ponerse en tu piel para entender el por que de tus emociones. Una amiga que comprenda con sólo mirarte, todo cuanto pasa por tu cabeza y siente tu alma.
Tener una amiga que sea leal a tu confianza, a tus formas de ser y de pensar, a tus secretos, a tus sueños e ilusiones y nunca se aproveche de todo cuanto tu le has ofrecido.
Tener una amiga que te enseñe a ver el lado positivo de las cosas, que te muestre que aún los detalles más pequeños e insignificantes son hermosos por el simple echo de compartirlos contigo.
Una amiga que nunca te haga sentir que estas sóla por que aún al otro lado, con sólo pensarla sabes que está ahí y que nunca te dejará.
Tener un amiga a la que no le de verguenza decirte Te quiero, la que te extrañe... Una amiga a la que con sólo mirala ya se te ilumine la cara.
Tener una amiga con la que muchas veces tan sólo la mirada sea capaz de decirlo todo y en los momentos de silencio, sean los corazones los que hablen. Una amiga con la cuál vivir instantes inolvidables, en los que conversar, reir, llorar, contarse secretos que sean sólo vuestros y no los traicione.
Tener una amiga la cual acuda a secar tus lágrimas incluso antes de que estás aparezcan y si ya brotarón sepa tratarlas con la ternura y el cariño que merecen. Una amiga que te entregue su voz, sus ojos, sus pies y sus manos y aún así, no espere nada ha cambio.
Tener una amiga que te regale miles de sonrisas, que te aconseje, que te ayude a tomar desiciones importantes, porque a veces en las indesiciones es donde se necesita a un amigo, y que te diga CUENTA CONMIGO.
Tener una amiga dispuesta a entregar la vida, a compartirla contigo, ha vivirla, a luchar cuando las fuerzas decaigan y parezca que ha llegado el fin. Una amiga que no se ande con medias tintas y en la que su propio corazón, no esconda nada que no puedas ver.
Tener una amiga como tú....
Mi amiga, mi fuerza.
Mónica García Torres

lunes, 7 de febrero de 2011

HOY HE VUELTO A LLORAR....

Hoy he vuelto a llorar y mis lágrimas me quemaban el alma, hoy volví a recordate y tu recuerdo se clavaba en mi alma destrozándola.
Hoy he vuelto a llorar y maldigo cada momento que no estoy viviendo a tu lado, cada sonrisa tuya que me estoy perdiendo, cada palabra que ya no llega a mis oidos. Cada caricia que no siento y que se me va de las manos, cada abrazo que no puedo darte.
Hoy he vuelto a llorar, algo horrible apresaba mi corazón, lo desgarraba despiadadamente, un nudo nacía en mi garganta y cortaba mi respiración y mis lágrimas brotaban sin descanso, abrasando todo cuanto encontraban a su paso.
Hoy he vuelto a llorar, recordando cada instante contigo a solas y en compañia, cada momento divertido, cada cruce de miradas complices, cada secreto contado, cada travesura ideada.
Hoy he vuelo a llorar por que extraño todas esas cosas, cada detalle pequeño en la distancia se magnifica. No consigo disfrutar de mi vida sin tí y tengo momentos en los que me encuentro vacía y me pregunto el por qué de tanto silencio.
Hoy he vuelto a llorar y me da rabia porque yo soy de las personas que viven la vida con una sonrisa, pero hoy tu recuerdo me hizo sellar esa sonrisa para convertirla en lágrimas.
Hoy he vuelto a llorar por que te extraño...
Mónica García Torres

SÓLO QUIERO...

Sólo quiero construir castillos de arena contigo, mirar un atardecer en la playa, caminar cogida de tu mano a orillas del mar sintiéndo las olas bajo nuestros pies desnudos.
Sólo quiero contar las estrellas del firmamento una noche a solas, rodear tu cuerpo con mis brazos y apresarte, tan fuerte, que quisiera que pudieses entrar en mí para que descubrieras y sintieras lo que siento, todo lo que tengo guardado para entregarte.
Sólo quiero enredarme en tu pelo, acariciarte en cada rincón escondido, mirarte a media luz al despertar cada mañana, sonreirte cuando abras tus ojos y susurrarte cuanto te amo.
Sólo quiero pasear cogida de tu mano, disfrutar del frescor de una mañana de primavera, contemplar la caida del sol al llegar la noche y regalarte la luna.
Sólo quiero besarte, perderme en tu mirada, embriagarme de tu dulzura y envolverme en tus palabras para estar siempre retenida en ti.
Sólo quiero descansar a tu lado sobre una manta en el césped de un parque, cerrar los ojos y escuchar cada sonido que la naturaleza nos regala y compartirlo contigo.
Sólo quiero que me sonrías, por que sólo así haces realidad el sueño de sentirme feliz cada día. Que me hables, aunque no sea de amor, por que sólo tu voz es capaz de calmar mi alma y que me pienses como yo te pienso, no te pido amor, eso sería pedirte demasiado...
Sólo quiero que sigas a mi lado, que envejezcas junto a mi, en mi vida, en mis sueños, mi amor eterno...
Sólo quiero compartir momentos contigo, aunque no me ames, aunque no te tenga, pero te siento, se que estas al otro lado y eso me basta, tengo tu amistad que más puedo pedir.
Sólo quiero ser alguien importante en tu vida, que me quieras, que me sientas, que me extrañes...
Sólo quiero soñar un mundo contigo por que soñar no cuesta nada y revivirlo cada noche en mi cuarto a sólas.
Sólo quiero caminar junto a ti, no delante, ni detrás, sino a tu lado, para afrontar la vida unida a ti a cada instante.
Sólo quiero perderme en el laberinto de tus pensamientos para vivir siempre contigo y que al pensar en mí, tu recuerdo evoque mi imagen.
Sólo quiero pedirle a Dios que el dia que tenga que morir, me de la oportunidad de decirte cuanto amor he callado durante años, por que esa será mi paz infinita.
Sólo quiero...

Mónica García Torres

sábado, 5 de febrero de 2011

VIVES EN MI....

Vives en mí, en cada pensamiento, en cada suspiro...
Vive en mí tu respiración, cada mirada tuya, cada palabra.
Vives en mi sangre, en mis huesos, anidas en mi alma, en mis sentidos, en mis pensamientos...
Vives amor mío en cada escalofrio que recorre mi cuerpo, en cada lágrima derramada, en cada sonrisa...
Vives en mí y eres esa luz que alumbra mi despertar, las estrellas que cobijan mi noche a solas, eres mi sueño anhelado y tu nombre mi secreto mejor guardado.
Vives en mí, eres mi paz y mi sosiego, eres mi ternura al mirarte, mi timidez al hablarte, lo eres todo en mi vida, por eso vives en mi.

Vives en mí, abarcas todo aquello cuanto conozco y todo cuanto me gustaría conocer a tu lado, todo cuanto soñé ser en la vida, todo cuanto he aprendido y admiro de tí.

Vives en cada verso que sale de mi corazón por que tú eres su inspiración más profunda.
Vives en mí y sería un error negar tu existencia, todo este amor que siento, todo cuanto te amo en esta vida.

Vives en mí y este amor que siento por tí me acompaña en mi caminar diario, en cada decisión tomada, en cada tropiezo, en cada lucha...
Vives en mí y sin saberlo eres capaz de hacerme la mujer más feliz del mundo.

Si supieras amor...
Que todo cuanto soy es gracias a que vives en mí...


Mónica García Torres

viernes, 28 de enero de 2011

LA ESENCIA DE LA VERDADERA AMISTAD

Si sientes momentos de soledad
te encuentras perdida y sin rumbo
y sientes ganas de desaparecer
YO TE AYUDARÉ A RECOBRAR DE NUEVO LA CONFIANZA
Si sientes un nudo en la garganta
y comienzas a llorar
no dudes, ni pienses, ni por un instante que estás sola
YO ESTARÉ AHÍ PARA SECAR TUS LÁGRIMAS CON MIS MANOS.
Si sientes que has perdido las fuerzas para seguir luchando
si no encuentras el valor para derribar las murallas que el destino pone ante ti
no te preocupes, no sientas miedo, yo te ayudaré,
YO ESTARÉ AHÍ PARA DERRIBARLAS CONTIGO.
Si un día crees haber perdido la sonrisa
si ciegan tus ojos y callan tu boca
tranquila, no dejaré que andes perdida
YO ESTARÉ AHÍ CAMINANDO JUNTO A TÍ.
Si alguna vez caes,
y en tu intento vuelves a desvanecer una y otra vez
no sufras, levanta tu cara y mira
YO ESTARÉ AHÍ EXTENDIENDOTE MI MANO.
Si sientes que te falta diversión en tu vida
que has perdido las ganas de vivirla
sal y mira al cielo, que aunque no esté a tu lado
YO SIEMPRE TENDRÉ MIL SONRISAS PARA TÍ.
Si alguna vez más como ahora,
la distancia nos separa y sientes que necesitas hablarme,
hablamé, búscame amiga mía
YO SIEMPRE ESTARÉ AL OTRO LADO.
Mónica García Torres

miércoles, 26 de enero de 2011

¿ QUÉ ES EL AMOR ?

El amor es la esencia de la vida misma, es un caudal, una fragancia, la ternura, la mirada más hermosa, la palabra más sincera, el te amo más puro. Es la pasión desenfrenada y la locura más disparatada.

¿ Qué es el amor ? Difícil pregunta, pero no imposible de explicar. Cuando dos personas se aman, sea cual sea su sexo, su edad, su color de piel, sus constumbres, sus limitaciones, sus miedos e inquietudes, sus sueños e ilusiones, sea cual sea la diferencia entre ellos... cuando el amor nace todo eso pasa a un segundo plano en ese mismo instante.

El amor es la creación de una ilusión compartida, es el empezar de una vida donde dos personas empiezan a mirar en la misma dirección, es una lucha constante por sobrevivir a un sentimiento que con el paso de los años puede ir decayendo, es completarse el uno al otro, es respeto, es lealtad, es amistad, es cariño... Son esas ganas de querer estar siempre abrazado al otro, la necesidad de sentirse aún en la distancia. Es el sentir de una lágrima cuando esta llora en soledad, es saber calmar las tormentas cuando estas acechan. Es ponerse en la piel del otro y comprender por que no todos pensamos de igual manera.

Cuando el amor es puro y sincero, no entiende de tiempos, pues el amor no tiene pasado, ni futuro, es un hoy, un presente. El amor es libre, no tiene más ataduras que aquellas que uno quiera forjarle. Es pasión y fuego encendido, es un escalofrío que recorre tu cuerpo con tan sólo pensar en esa persona que te hace sentir.

El amor, es aquel que te hace querer vivir la vida cada día como si ese fuera el último, que te hace sonreir por cualquier tontería y te hace ver aquellas pequeñas cosas que a veces pasan desapercibidas. El amor son besos, caricias, miradas, son versos, son sueños, palabras, poesía y todo esto no entiende de limitaciones, que más da que seas hombre y ames a un hombre o mujer y ames a otra mujer, que más da que quieras a alguien menor o mayor que tu o no tenga tu mismo color de piel, que más da todo eso si el amor es el mismo para todos y todos nacimos hechos para amar. ¿Acaso no tenemos todos, el derecho a amar y ser amados ?, que más da todo lo demás, si eso es nuestra felicidad. ¿ Qué importa lo que diga la gente ?, si estar enamorado no hace daño a nadie.

No quiero olvidar, que el amor también es dolor y esto no puedo negarlo, y todo aquel que no haya sufrido por amor alguna vez en su vida es que nunca ha estado enamorado y en cierto modo es triste, por que es un sentimiento que deberíamos de sentir al menos una vez en nuestra vida.
Es duro ver como aquello que tu amas no te es correspondido o está tan lejano que se convierte en algo inalcanzable, en algo platónico. Es triste cuando ves que ese amor que un día fue maravilloso hoy se escapa de entre tus manos, se evapora, se marchita y no puedes hacer nada para detenerlo. Es doloroso ver como hiciste todo cuanto pudiste para que nada acabara y aún así te dejaron por otros, te engañaron, traicionaron todo aquello por lo que tu creíste y confiaste tu vida.

Es triste, pero el tiempo es cierto que cura las heridas de ese adiós y hay que saber renacer de nuevo, sonreir y agradecer que sigues viva y que ese amor no pudo con tus ganas de seguir hacia delante y luchar. Es duro lo se, pero ese mismo amor, el tuyo propio y el que sientes por los demás por todos aquellos que te rodean te hará fuerte. Por que aunque tú pienses que vives momentos de soledad, realmente nunca estás sola, siempre hay un padre, una madre, un hermano,un amigo que te extiende la mano para que levantes tus alas de nuevo, siempre.

No lo dudes, y si el amor llama a tu puerta no lo dejes ir por que hoy podrás vivirlo pero y mañana...

Mónica García Torres

martes, 25 de enero de 2011

¿ CÓMO NO AMARTE ?

¿ Cómo no amarte ?. Si eres mi locura, mi razón de vivir, la palabra más hermosa salida de mis labios.
¿ Cómo no amarte ?. Si cada vez que te pienso, enciendes mi alma, le daz calor y alimentas mis sentidos de ti.
¿ Cómo no amarte ?. Si el hecho de tenerte cerca hace que mi cuerpo sientas cosas que jamás antes había sentido y eso, sólo eso, con tan sólo estar a tu lado.
¿ Cómo no amarte ? Si el conocerte ha sido el mayor regalo que Dios ha podido poner en mi camino.
¿ Cómo no amarte ? Si el hecho de mirarte hace que mi alma suspire de amor y el escucharte haga estremecer cada parte de mi ser.
¿ Cómo no amarte ? Si olvidar este sentir mío, sería quitarle la vida a la misma vida.
¿ Cómo no amarte ? Si eres esa única persona capaz de sacarme una sonrisa cuando más abatida me encuentro.
¿ Cómo no amarte ? Si eres el sueño más hermoso soñado nunca y el tenerte cerca mi sueño hecho realidad.
¿ Cómo no amarte ? Si negar que te amo, sería estar muerta en vida.
Te amo amor, a ti, mi secreto mejor guardado...
¿ Cómo no amarte ?

Perdóname por amarte en silencio...

Perdóname por amarte en silencio amor, por esta cobardía mía de cada día.
Perdóname por no tener el valor de decirte cuando estás a mi lado que es este amor por tí, el que me hace derramar las lágrimas que alguna vez has secado con tus manos.
Perdóname por callarme este amor que llevo guardando durante años, pero si me atrevo a decírtelo se que sería el fin a muchas cosas hermosas que tengo contigo.
Perdóname por querer huir de este amor y morir con su sentir, pero es que tengo miedo a perderte y si de algo estoy segura, es que no sabría vivir sin tí porque has llegado a formar parte de mi vida, como nadie antes lo consiguió.
No puedes llegar a imaginar ni siquiera un poquito como me duele cada despedida contigo, como siento ese vacío en mi pecho y la ansiedad que se genera en mi alma con deseos de volver a verte cuanto antes.
Si supieses que eres mi sueño de cada noche, mi último pensamiento y mi primer deseo al despertar.
Perdóname amor, por adueñarme de tí en mis momentos a solas, por querer pensarte a cada instante, por desearte, por soñarte, por adorate e idolatrarte.
Perdóname por amarte a escondidas, desde un lugar donde mirarte no es pecado.
Perdóname por mi silencio, y por tantas veces que te he mentido cuando te he dicho te quiero, cuando lo que quería decirte es te amo.
Perdóname amor por tener que callarme este amor hasta el último de mis días, pero si lo digo morirán mil cosas de tí con ese te amo y no quiero perderme cada detalle, cada sonrisa tuya, cada mirar, cada palabra, no quiero perderme nada de eso. Por lo tanto amor...
Perdóname por amarte en silencio...
Mónica García Torres

viernes, 21 de enero de 2011

COMO DUELE UN ADIÓS...

Duele un adiós, pero a veces no nos queda más remedio que decirlo. Nos despedimos de un amor, de un familiar, de un amigo...
Decir adiós no es sencillo y más cuando te pilla por sorpresa, desprevenida o desorientada... y más difícil aún cuando la persona que se marcha es un ser querido. Pero hay que ser valientes, aceptar el final y reponernos con fuerzas para intentar vivir aquella vida que nos han cegado en un instante. Es duro, lo se, pero no nos queda otra que mirar hacia delante y seguir, pese al dolor de nuestra alma desgarrada.
Es difícil escribir sobre el adiós porque ¿ cómo se describe ese vacío que se siente en el corazón ?, no existen palabras...
Se dan muchos vacíos a lo largo de nuestra vida, amores que se terminan, familiares que se van, amigos que ya no volverás a ver, y son todos esos vacíos los que desgraciadamente deben hacernos más fuertes cada día.
Siempre hay que decir lo que uno siente hacia todos aquellos que le rodean, por que núnca se sabe sin esas serán las últimas palabras que escuchen de tí o que tú pronuncies. Vive cada día con una sonrísa por que quizás sea la última sonrisa que vean o tu última sonrisa. Abraza y deja que te abracen por que eso es siempre lo que te dejará huella, y lo que vivirá eternamente. Diles que les quieres y embriagate de cada palabra o gesto que recibas por que eso te llenará de dicha y te hará vivir en paz y armonía.
A veces es verdad que intentamos cerrar los ojos y deseamos que al abrirlos, todo haya sido un mal sueño, pero es díficil cerrar esos ojos y ver como al despertar nada ha sido un sueño.
Las tristezas que nos crea un adiós son como cuchillos que se clavan, pero hay que recordar siempre que el tiempo sana las heridas creadas aunque a veces nos parezca interminable. Segura estoy, por que así lo he sentido, que llega el momento en que mirás al cielo y recuerdas que esa persona que tu tanto quisíste jamás quiso verte triste, que siempre te quiso sonriente y lúchas, lúchas por renacer de nuevo, por sonreir cada día, por buscar esa luz que otra persona puede ofrecerte, cierras etapas de tu vida y abres otras nuevas que de seguro te reportarán experiencias que marcarán tu vida, como ya huellas dejaron otras. Recuerdas que sólo muere aquello que no fue real, que todo aquel amor, amistad o querer que sentiste por esa persona que hoy ya no está, fue lo más hermoso y sincero que pudiste vivir y ese sentir, no morirá nunca.
Un beso mando desde aquí a todas esas personas a las que un día tuve que decir adiós.
Mónica García Torres

lunes, 10 de enero de 2011

SIÉNTEME COMO YO TE SIENTO...

Siénteme como yo te siento...
No puedes ni imaginar cuanto es lo que hay guardado en mí para tí, ojalá y el destino me de la oportunidad de decirtelo algún día aunque sean esas últimas palabras las que pronuncie.
No puedes hacerte ni una idea de lo que recorre por mi cuerpo cuando estás junto a mí y de las increibles ganas que tengo de que sepas aunque sea por un instante todo lo bello que hay en mí para entregarte.
Si supieses cuantas veces en mi vida desde que te conozco he tenido que mirar hacia otro lado para aguantar mis ganas locas de besarte, de decirte cuanto te amo, de decirte que eres todo cuanto soñé y esperé alcanzar en la vida.
No tienes ni una mínima idea de que tienes a tu lado a alguién que daría la vida por ti sin dudarlo. Si supieras que eres capaz de hacer sentir todas estas cosas a alguién valorarías más tu vida. Si supieses que eres esa persona por la cual alguién se levanta cada mañana pensando en lo maravilloso que es tenerte cerca. Si supieses que eres la vista más hermosa de mis ojos cansados, y tu nombre la palabra más hermosa que pronuncia mis labios, si supieses que eres el sueño más hermoso jamás soñado y que eres todo esto y mucho más para alguien como yo...
No te imaginas amor cuanto desearía que me sientieses como yo te siento...
Mónica García Torres