viernes, 28 de enero de 2011

LA ESENCIA DE LA VERDADERA AMISTAD

Si sientes momentos de soledad
te encuentras perdida y sin rumbo
y sientes ganas de desaparecer
YO TE AYUDARÉ A RECOBRAR DE NUEVO LA CONFIANZA
Si sientes un nudo en la garganta
y comienzas a llorar
no dudes, ni pienses, ni por un instante que estás sola
YO ESTARÉ AHÍ PARA SECAR TUS LÁGRIMAS CON MIS MANOS.
Si sientes que has perdido las fuerzas para seguir luchando
si no encuentras el valor para derribar las murallas que el destino pone ante ti
no te preocupes, no sientas miedo, yo te ayudaré,
YO ESTARÉ AHÍ PARA DERRIBARLAS CONTIGO.
Si un día crees haber perdido la sonrisa
si ciegan tus ojos y callan tu boca
tranquila, no dejaré que andes perdida
YO ESTARÉ AHÍ CAMINANDO JUNTO A TÍ.
Si alguna vez caes,
y en tu intento vuelves a desvanecer una y otra vez
no sufras, levanta tu cara y mira
YO ESTARÉ AHÍ EXTENDIENDOTE MI MANO.
Si sientes que te falta diversión en tu vida
que has perdido las ganas de vivirla
sal y mira al cielo, que aunque no esté a tu lado
YO SIEMPRE TENDRÉ MIL SONRISAS PARA TÍ.
Si alguna vez más como ahora,
la distancia nos separa y sientes que necesitas hablarme,
hablamé, búscame amiga mía
YO SIEMPRE ESTARÉ AL OTRO LADO.
Mónica García Torres

miércoles, 26 de enero de 2011

¿ QUÉ ES EL AMOR ?

El amor es la esencia de la vida misma, es un caudal, una fragancia, la ternura, la mirada más hermosa, la palabra más sincera, el te amo más puro. Es la pasión desenfrenada y la locura más disparatada.

¿ Qué es el amor ? Difícil pregunta, pero no imposible de explicar. Cuando dos personas se aman, sea cual sea su sexo, su edad, su color de piel, sus constumbres, sus limitaciones, sus miedos e inquietudes, sus sueños e ilusiones, sea cual sea la diferencia entre ellos... cuando el amor nace todo eso pasa a un segundo plano en ese mismo instante.

El amor es la creación de una ilusión compartida, es el empezar de una vida donde dos personas empiezan a mirar en la misma dirección, es una lucha constante por sobrevivir a un sentimiento que con el paso de los años puede ir decayendo, es completarse el uno al otro, es respeto, es lealtad, es amistad, es cariño... Son esas ganas de querer estar siempre abrazado al otro, la necesidad de sentirse aún en la distancia. Es el sentir de una lágrima cuando esta llora en soledad, es saber calmar las tormentas cuando estas acechan. Es ponerse en la piel del otro y comprender por que no todos pensamos de igual manera.

Cuando el amor es puro y sincero, no entiende de tiempos, pues el amor no tiene pasado, ni futuro, es un hoy, un presente. El amor es libre, no tiene más ataduras que aquellas que uno quiera forjarle. Es pasión y fuego encendido, es un escalofrío que recorre tu cuerpo con tan sólo pensar en esa persona que te hace sentir.

El amor, es aquel que te hace querer vivir la vida cada día como si ese fuera el último, que te hace sonreir por cualquier tontería y te hace ver aquellas pequeñas cosas que a veces pasan desapercibidas. El amor son besos, caricias, miradas, son versos, son sueños, palabras, poesía y todo esto no entiende de limitaciones, que más da que seas hombre y ames a un hombre o mujer y ames a otra mujer, que más da que quieras a alguien menor o mayor que tu o no tenga tu mismo color de piel, que más da todo eso si el amor es el mismo para todos y todos nacimos hechos para amar. ¿Acaso no tenemos todos, el derecho a amar y ser amados ?, que más da todo lo demás, si eso es nuestra felicidad. ¿ Qué importa lo que diga la gente ?, si estar enamorado no hace daño a nadie.

No quiero olvidar, que el amor también es dolor y esto no puedo negarlo, y todo aquel que no haya sufrido por amor alguna vez en su vida es que nunca ha estado enamorado y en cierto modo es triste, por que es un sentimiento que deberíamos de sentir al menos una vez en nuestra vida.
Es duro ver como aquello que tu amas no te es correspondido o está tan lejano que se convierte en algo inalcanzable, en algo platónico. Es triste cuando ves que ese amor que un día fue maravilloso hoy se escapa de entre tus manos, se evapora, se marchita y no puedes hacer nada para detenerlo. Es doloroso ver como hiciste todo cuanto pudiste para que nada acabara y aún así te dejaron por otros, te engañaron, traicionaron todo aquello por lo que tu creíste y confiaste tu vida.

Es triste, pero el tiempo es cierto que cura las heridas de ese adiós y hay que saber renacer de nuevo, sonreir y agradecer que sigues viva y que ese amor no pudo con tus ganas de seguir hacia delante y luchar. Es duro lo se, pero ese mismo amor, el tuyo propio y el que sientes por los demás por todos aquellos que te rodean te hará fuerte. Por que aunque tú pienses que vives momentos de soledad, realmente nunca estás sola, siempre hay un padre, una madre, un hermano,un amigo que te extiende la mano para que levantes tus alas de nuevo, siempre.

No lo dudes, y si el amor llama a tu puerta no lo dejes ir por que hoy podrás vivirlo pero y mañana...

Mónica García Torres

martes, 25 de enero de 2011

¿ CÓMO NO AMARTE ?

¿ Cómo no amarte ?. Si eres mi locura, mi razón de vivir, la palabra más hermosa salida de mis labios.
¿ Cómo no amarte ?. Si cada vez que te pienso, enciendes mi alma, le daz calor y alimentas mis sentidos de ti.
¿ Cómo no amarte ?. Si el hecho de tenerte cerca hace que mi cuerpo sientas cosas que jamás antes había sentido y eso, sólo eso, con tan sólo estar a tu lado.
¿ Cómo no amarte ? Si el conocerte ha sido el mayor regalo que Dios ha podido poner en mi camino.
¿ Cómo no amarte ? Si el hecho de mirarte hace que mi alma suspire de amor y el escucharte haga estremecer cada parte de mi ser.
¿ Cómo no amarte ? Si olvidar este sentir mío, sería quitarle la vida a la misma vida.
¿ Cómo no amarte ? Si eres esa única persona capaz de sacarme una sonrisa cuando más abatida me encuentro.
¿ Cómo no amarte ? Si eres el sueño más hermoso soñado nunca y el tenerte cerca mi sueño hecho realidad.
¿ Cómo no amarte ? Si negar que te amo, sería estar muerta en vida.
Te amo amor, a ti, mi secreto mejor guardado...
¿ Cómo no amarte ?

Perdóname por amarte en silencio...

Perdóname por amarte en silencio amor, por esta cobardía mía de cada día.
Perdóname por no tener el valor de decirte cuando estás a mi lado que es este amor por tí, el que me hace derramar las lágrimas que alguna vez has secado con tus manos.
Perdóname por callarme este amor que llevo guardando durante años, pero si me atrevo a decírtelo se que sería el fin a muchas cosas hermosas que tengo contigo.
Perdóname por querer huir de este amor y morir con su sentir, pero es que tengo miedo a perderte y si de algo estoy segura, es que no sabría vivir sin tí porque has llegado a formar parte de mi vida, como nadie antes lo consiguió.
No puedes llegar a imaginar ni siquiera un poquito como me duele cada despedida contigo, como siento ese vacío en mi pecho y la ansiedad que se genera en mi alma con deseos de volver a verte cuanto antes.
Si supieses que eres mi sueño de cada noche, mi último pensamiento y mi primer deseo al despertar.
Perdóname amor, por adueñarme de tí en mis momentos a solas, por querer pensarte a cada instante, por desearte, por soñarte, por adorate e idolatrarte.
Perdóname por amarte a escondidas, desde un lugar donde mirarte no es pecado.
Perdóname por mi silencio, y por tantas veces que te he mentido cuando te he dicho te quiero, cuando lo que quería decirte es te amo.
Perdóname amor por tener que callarme este amor hasta el último de mis días, pero si lo digo morirán mil cosas de tí con ese te amo y no quiero perderme cada detalle, cada sonrisa tuya, cada mirar, cada palabra, no quiero perderme nada de eso. Por lo tanto amor...
Perdóname por amarte en silencio...
Mónica García Torres

viernes, 21 de enero de 2011

COMO DUELE UN ADIÓS...

Duele un adiós, pero a veces no nos queda más remedio que decirlo. Nos despedimos de un amor, de un familiar, de un amigo...
Decir adiós no es sencillo y más cuando te pilla por sorpresa, desprevenida o desorientada... y más difícil aún cuando la persona que se marcha es un ser querido. Pero hay que ser valientes, aceptar el final y reponernos con fuerzas para intentar vivir aquella vida que nos han cegado en un instante. Es duro, lo se, pero no nos queda otra que mirar hacia delante y seguir, pese al dolor de nuestra alma desgarrada.
Es difícil escribir sobre el adiós porque ¿ cómo se describe ese vacío que se siente en el corazón ?, no existen palabras...
Se dan muchos vacíos a lo largo de nuestra vida, amores que se terminan, familiares que se van, amigos que ya no volverás a ver, y son todos esos vacíos los que desgraciadamente deben hacernos más fuertes cada día.
Siempre hay que decir lo que uno siente hacia todos aquellos que le rodean, por que núnca se sabe sin esas serán las últimas palabras que escuchen de tí o que tú pronuncies. Vive cada día con una sonrísa por que quizás sea la última sonrisa que vean o tu última sonrisa. Abraza y deja que te abracen por que eso es siempre lo que te dejará huella, y lo que vivirá eternamente. Diles que les quieres y embriagate de cada palabra o gesto que recibas por que eso te llenará de dicha y te hará vivir en paz y armonía.
A veces es verdad que intentamos cerrar los ojos y deseamos que al abrirlos, todo haya sido un mal sueño, pero es díficil cerrar esos ojos y ver como al despertar nada ha sido un sueño.
Las tristezas que nos crea un adiós son como cuchillos que se clavan, pero hay que recordar siempre que el tiempo sana las heridas creadas aunque a veces nos parezca interminable. Segura estoy, por que así lo he sentido, que llega el momento en que mirás al cielo y recuerdas que esa persona que tu tanto quisíste jamás quiso verte triste, que siempre te quiso sonriente y lúchas, lúchas por renacer de nuevo, por sonreir cada día, por buscar esa luz que otra persona puede ofrecerte, cierras etapas de tu vida y abres otras nuevas que de seguro te reportarán experiencias que marcarán tu vida, como ya huellas dejaron otras. Recuerdas que sólo muere aquello que no fue real, que todo aquel amor, amistad o querer que sentiste por esa persona que hoy ya no está, fue lo más hermoso y sincero que pudiste vivir y ese sentir, no morirá nunca.
Un beso mando desde aquí a todas esas personas a las que un día tuve que decir adiós.
Mónica García Torres

lunes, 10 de enero de 2011

SIÉNTEME COMO YO TE SIENTO...

Siénteme como yo te siento...
No puedes ni imaginar cuanto es lo que hay guardado en mí para tí, ojalá y el destino me de la oportunidad de decirtelo algún día aunque sean esas últimas palabras las que pronuncie.
No puedes hacerte ni una idea de lo que recorre por mi cuerpo cuando estás junto a mí y de las increibles ganas que tengo de que sepas aunque sea por un instante todo lo bello que hay en mí para entregarte.
Si supieses cuantas veces en mi vida desde que te conozco he tenido que mirar hacia otro lado para aguantar mis ganas locas de besarte, de decirte cuanto te amo, de decirte que eres todo cuanto soñé y esperé alcanzar en la vida.
No tienes ni una mínima idea de que tienes a tu lado a alguién que daría la vida por ti sin dudarlo. Si supieras que eres capaz de hacer sentir todas estas cosas a alguién valorarías más tu vida. Si supieses que eres esa persona por la cual alguién se levanta cada mañana pensando en lo maravilloso que es tenerte cerca. Si supieses que eres la vista más hermosa de mis ojos cansados, y tu nombre la palabra más hermosa que pronuncia mis labios, si supieses que eres el sueño más hermoso jamás soñado y que eres todo esto y mucho más para alguien como yo...
No te imaginas amor cuanto desearía que me sientieses como yo te siento...
Mónica García Torres

TE EXTRAÑO....

Te extraño y es tu recuerdo mi agonía de cada noche a oscuras, de cada amanecer a solas. Te extraño y no hay más dolor que el silencio de tu ausencia y la busqueda de mi alma a ciegas.
No te imaginas cuanto te extraño amor, cuanto desearía estar a tu lado, como ayer, como siempre... pero mis recuerdos se desvanecen amor, se marchitan y mueren en el abismo de tu olvido.
Te extraño mi vida y siento que se me va la vida en retenerte en mis pensamientos, pero el tiempo pasa y el destino quiere que desaparezcas de mi vida, pero yo no quiero aún, aún te amo y quiero seguir extrañandote como ayer, como hoy, como quizás en un mañana.
Es el tiempo el que quiere borrarte, arrancarte de mi, derrumbar aquellos momentos que a tu lado tan felizmente viví. Y quiero seguir recordandote por mucho tiempo, pues es tu recuerdo mi lucha diaria con la vida, mis ganas de vivir, mi aliento, mis suspiros. Llámamé idiota por querer seguir sintiéndote, pero es tu recuerdo el que consigue hacerme recuperar las lágrimas perdidas. Quiero hacerme fuerte recordándote para curarme con el mismo dolor que me hizo tanto daño.
Quiero que sepas que hoy aún, te extraño...
Mónica García Torres