miércoles, 30 de marzo de 2011

NÚNCA PIERDAS LA ESPERANZA...

A veces en la vida se nos presentan momentos difíciles que superar, decisiones a tomar, tener que alejarnos de aquellos a los que amamos, decir adiós..., momentos que cuando suceden uno tras otro nos hacen pensar que la vida no tiene sentido... pero yo te digo, que NO PIERDAS NÚNCA LA ESPERANZA. Cuando creas que todo está en tu contra, cuando pienses que seguir es inútil, que vas dando tumbos de un lado a otro sin encontrar un rumbo fijo...yo te digo, que NO PIERDAS NÚNCA LA ESPERANZA.

Es cierto que a veces nos arrebatan nuestros sueños pero no dejes núnca de soñar y piensa que tras una puerta cerrada, se habrirán otras mil posibilidades por las cuales encontrar una salida, que si sabes mirar, siempre habrá una mano amiga a tu alrededor tendida para que puedas tomarla y te ayude a levantarte. Piensa que tras cada error cometido hay una lección aprendida y vive cada día como si este, fuese el primer día del resto de tu vida.

No permitas que nadie, ni nada te quite tu derecho a vivir, por que tu vida es lo más valioso que puedes poseer. Toma tus propias decisiones y vive tus sueños porque ellos serán los que te ayuden a seguir hacia delante, por muy largo que se presente el camino, sean cuáles sean los obstáculos que se den, núnca dejes de intentarlo una y otra vez y si caes, levántate.

No dejes que tu vida se convierta en una marioneta de la cuál, cada uno de los que quieran acercarse a tí, puedan acceder a tus hilos y manejarlos a su antojo.

Piensa siempre que tras la tormenta llega la calma, que siempre existe un rayo de sol esperando para mostrarte el camino, bien sea por las palabras de un amigo, el abrazo de un hermano, por el consejo de un padre o una madre e incluso por el apoyo desinteresado de un desconocido.

No esperes que aquellas cosas que buscas vengan a tí a llamar a tu puerta, sal y búscalas que aún cuando el camino sea el más escabroso, el llegar a ello y conseguirlo, es lo más gratificante que te puede pasar en la vida.

Persigue tus metas con todas tus fuerzas y si alguna de las que intentas alcanzar no la consigues, no te derrumbes, márcate otras, quizás otros caminos te lleven a ellas o quizás encuentres otras mejor.

No pierdas núnca la sonrisa, búscale el lado positivo a todo aquello cuanto vaya marcando tu vida ya sea bueno o malo, por que todo ello te hará fuerte y recuerda, que a veces la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas, aquellas que cada día pasan desapercibidas ante nuestros ojos, por que tenemos la cabeza llena de preocupaciones innecesarias.

No dejes que nadie te robe la alegría de vivir, de sentir, de amar, rodéate de gente que siempre te aporte algo bueno, la que no te juzgue, ni te critique, esa gente que te apoye y respete, que te entregue sinceridad y lealtad, esa gente que incluso cuando se tiene que alejar por algún motivo, sepas que siempre los tendrás ahí.

No guardes sentimientos que hoy puedas decir, por que quizás no tengas la oportunidad de decirlos núnca. Vive el presente, por que el pasado ya pasó y el futuro no sabes con certeza si llegará. Vive una vida que no esté marcada por el odio y el rencor, por lo que para ello, debes perdonar y embriagarte de emociones hermosas, de sonrisas, de pasiones...

Llena tu corazón de amor, tus pensamientos de momentos inolvidables, de instantes hermosos, graba en tu piel cada beso o caricia que te entreguen y estate siempre preparada para dar en cuanto te necesiten e incluso cuando no haga falta.

Llena tu alma de valores, porque los que vayas adquiriendo te harán crecer como persona y recuerda siempre que, por muy oscuro que parezca el día, siempre se aprende o se encuentra algo con ese rayito de sol y sobre todo, sobre todo, NO PIERDAS NÚNCA LA ESPERANZA.


Mónica García Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario