lunes, 11 de abril de 2011

Aquí estoy yo...

Aquí estoy yo...
para secar cada lágrima que brote de esos lindos ojos apagados que hoy anidan en tu mirada, para colmar de sonrisas tu vida, para alimentar de fuerzas ese corazón que hoy yace hundido.
Aquí estoy yo...
para saciar tu angustia con miles de palabras de aliento, para tenderte mi mano cuando aún no hayas caido y si ya lo has hecho levantarte con todas mis fuerzas.
Aquí estoy yo...
para ayudarte a derrumbar esas barreras que han aparecido en tu camino y ayudarte a caminar de nuevo, para entregarte mi vida por entera, para amarte, respetarte y ser tu abrigo en las noches de frío.
Aquí estoy yo...
cargada de amor, de pasión, de ternura, de besos y caricias todos enteros para tí, sintiéndote en mi corazón y creando e idealizando mundos enteros sólo para dos.
Aquí estoy yo...
para ser el silencio que acompañe tus momentos de soledad, para ser esa brisa de viento que baje a rozar tu cara.
Aquí estoy yo...
para curar cada herida marcada por el tiempo y hacerlas desaparecer con el amor que te mereces, para escucharte, para compartir tus momentos y los míos, para complementar esa parte de tí que de mí necesitas y al contrario.
Aquí estoy yo...
para compartir la hermosura de un atardecer junto al mar tan sólo en silencio, para regalarte la cara más linda de la luna y enseñartela cada noche.
Aquí estoy yo...
con todas estos relatos, versos o poesías inspiradas todas en tí y para tí, pensándote a cada momento y evocando tu imagen a mi recuerdo.  
Aquí estoy yo...
dispuesta a entregar y dar amor, amistad, aquella que está preparada para ofrecerte todo cuanto tu alma le pida, para susurrate al oido aquellos te amos más sinceros que te hayan dicho núnca.
Aquí estoy yo...
esperando a poder amanecer algún día a tu lado y soñando con que un día puedas verme aún teniendome siempre al lado y puedas corresponderme a este amor.
Aquí estoy yo...
 para entragarte todo cuanto tengo guardado sólo para ti,
mi amor, mi vida.

Mónica García Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario