lunes, 18 de julio de 2011

LAS MELANCOLÍAS DE MI VIDA....

Hay días en los que te levantas con la mirada perdida, recordando penas y nostalgias del ayer que te dejan sin aliento y te hacen ver cuanto has vivido, luchado y ganado en esta vida que aún a medio camino ya has sentido. te encuentras de repente extrañando momentos que marcaron tu vida, instantes gratificantes y otros no tanto, que con el paso de los años te han ido haciendo crecer como persona. Recuerdas con tristeza aquellos tiempos que quedaron atrás de tu niñez, donde tu mayor problema era madrugar para ir a clase, los enfados en casa, los quebraderos de cabeza de tu primer amor,etc...
La vida está llena de todos esos pequeños momentos que guardamos en nuestra cabeza y corazón bajo una llave que nadie, más que nosotros puede manipular a su antojo, porque son nuestros recuerdos, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos más íntimos. 
En días como estos en los que el día parece haber amanecido a media luz, vuelven a tí todos aquellos amigos que por diversas causas fueron quedándose en el camino, a aquellas personas que injustamente ya no están en este mundo y que marcaron en tu vida un antes y un después porque sus despedidas repentinas te hicieron ver, afrontar y vivir la vida como si cada minuto fuese el último.
Es en estos días tristes cuando todo esos momentos de ayer florecen de nuevo para recordarte que siguen ahí en nuestra cajita guardados y que siguen vivos como siempre y aunque muchos de ellos nos den tristeza otros se reviven en ese justo momento para darnos más fuerza aun si cabe para afrontar el día a día.
Cierras los ojos y eres capaz de llegar a sentir la tristeza que en aquellos momentos sentiste dentro de tu alma, el dolor de la pérdida de una de tus mejores amigas, la tristeza de ese primer amor truncado por el destino que creíste haber apartado de tu vida,de tu corazón, etc...  pero en días como estos, vuelves a sentir como se te encoje el alma con tan sólo recordarlo. Recuerdas los momentos buenos y malos vividos a su lado, aquel sentimiento de asombro al o saber que pasaba porque de la noche a la mañana pierdes todo aquello que habías amado durante años, vuelves a revivir aquella noche, todo cuanto sentiste, cuanta tristeza acumulada y un nudo comienza a anidar en tu garganta a punto de explotar.
Hechas de menos con más fuerza a aquellas personas que ahora por circunstancias de la vida no pueden estar a tu lado, y ansias poder volver a verlos para abrazarlos, decirles cuanto es lo que los quieres y volver a hablar, disfrutar, reir y llorar a su lado si hace falta. Hechas en falta a la familia, las palabras de tu madre, de tu padre, de un hermano, de una amiga... 
Eres capaz de hacer un balance de tu vida y recapacitar en todo cuanto has vivido hasta ahora y ver cuanto has aprendido de los errores cometidos, si fuiste feliz o si por el contrario no has sabido vivir como se merecía tu propia vida.

Hoy amanecía triste y recordando las melancolías de mi ayer me he dado cuenta de que he vivido cuanto he querido en esta vida, de la mejor manera que he sabido y siempre viviéndola desde el corazón, amándo todo aquello que se ponía ante mis ojos, cada amanecer, cada palabra, cada gesto, cada sonrisa, he dicho a todos cuantos han pasado en mi vida en cada momento lo que sentía, si los he querido, si los he amado, si los he extrañado, hoy por hoy puedo decir que mi vida hasta ahora ha sido feliz en general aún habiendo vivido momentos tristes e inolvidables, pero tengo hoy por hoy en mi vida todo cuanto necesito para vivir, mi familia que aún está conmigo, mis amigos, salud, que más puedo pedir..... si todo cuanto tengo a mi alrededor son sonrisas para mi.

Mónica García Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario