martes, 30 de agosto de 2011

AMO TODO LO TUYO....

Amo todo lo tuyo mi amor, tu risa, tu alegría, tus fuerzas, tus ansias por vivir, tu mirada, tus lágrimas, cada uno de tus suspiros. Amo también tus penas y las cuido y las mimo desde un rinconcito donde tú no puedas notar que lo hago. Me encanta cuando me miras, me sonríes, me hablas, me rozas, me susurras al oído.
Amo todo lo que es tuyo, cada cosa que ideamos, cada pensamiento, cada mirada cómplice, amo cada palabra que sale de tus labios y cada respiración tuya que alcanza a acariciar mis mejillas.
Amo todo aquello que sueñas, que ansias, que buscas, cada canción que me recuerda a tí, cada momento vivido, cada instante, cada abrazo. Amo cada te quiero pronunciado, cada broma, cada carcajada junto a tí.
Amo todo aquello que sólo desde aquí soy capaz de decirte, todo cuanto escribo pensando sólo en ti. Amo cada sueño que he tenido contigo sin que tú puedas ni imaginar que esa noche la he estado contigo en mis sueños.
Amo todo cuanto pisas, cuanto miras, cuanto tocas o saboreas, amo todo aquello inimaginable que tenga que ver contigo o que evoque a mi mente tu imagen. A veces me hace falta sólo cerrar mis ojos para verte, para recordar tu sonrisa, para sentir que dentro de mi algo da un vuelco con tan sólo pensarte.
Te amo mi amor y tan sólo te he guardado un secreto en esta vida, el secreto de este amor que no puedo confesar por miedo a perder todo esto que siento, y que es mío, sólo mío.
Amo todo lo tuyo y se que lo amaré por siempre, porque si algún día por causas del destino ya no estás a mi lado, todo esto que llevo sintiendo durante años no lo podrá borrar ni la distancia, ni todo el olvido de este mundo.

Mónica García Torres.

DEJA TÚ PASADO ATRÁS.....

Es cierto que el pasado forma parte de nuestras vidas, de quienes somos hoy en día, pero una vez que ha pasado hay que dejarlo ir pues si te quedas anclada en él te perderás tú presente y lo que te quede por vivir en un futuro.Si no dejamos de darle la justa importancia que tiene al pasado, lo convertiremos en nuestro eterno presente y eso nos retendrá en un tiempo sin tiempo.
Atrás ya no queda nada, tan sólo los recuerdos de las cosas buenas que han pasado en nuestra vida y las heridas creadas por tantas otras cosas, pero no debemos aferrarnos a esos momentos de sufrimiento porque nunca llegaremos a salir de ellos. Para que aferrarnos a un tiempo que ya no volverá, que quedó atrás y que si sabemos verle el lado positivo, nos ha aportado sabiduría, fuerza, ánimo y valentía pata experiencias futuras.
La vida es demasiado hermosa como para seguir sufriendo por un pasado, ten en cuenta que si nos pasamos la vida mirando atrás, nos perderemos todo lo que tenemos delante en esos momentos.
El amor, la alegría de vivir, los amigos, los nuevos amores, la familia, la sonrisa de aquel que nos mira, un amanecer, un atardecer, tantas cosas hermosas que nos perderíamos por sólo estar mirando atrás... dejemos a un lado el dolor, las ganas de no seguir viviendo y créanme porque con lo que he vivido alguna vez en mi vida ya he tenido suficiente.  El sufrimiento de lo perdido, el adiós repentino,la indiferencia en la mirada de aquel al que un día amaste y que hoy te dejó en el olvido, amores no correspondidos, gestos, miradas, palabras que nunca dije por miedo a perder a la persona que amaba, caricia que llevo guardadas en el alma, tantas y tantas cosas que forman parte de mi pasado y que un día decidí dejar atrás para poder seguir caminando hacia delante en busca de mi propia felicidad y que poco a poco voy consiguiendo.
El pasado pasado está y el presente está ahí, dispuesto a entregarnos otras salidas, puertas que se abrirán para poder seguir riendo, amando y que nos amen. Para que vivir un sufrimiento continuo si puedo ser feliz.
Dí  ¡ BASTA! a tantos pensamientos y sentimientos negativos que no te llevarán a nada y comienza a vivir, a disfrutar, a conocer, a descubrir, comienza a mirar cada detalle que pasa ante tus ojos porque cada detalle cuenta y es hermoso. Sonriele a la vida y verás como con el tiempo te devolverá esa sonrisa. Ama todo aquello cuanto puedas ver, sentir, tocar, oler y probar pues eso te hará sentirte viva.
Recuerda que cuando se cierra una puerta se abre otra para que continúes tu vida y que por muy oscuro que parezca el día siempre sale el sol por algún sitio, se paciente y no ansíes las cosas pues todo llegará en su justo momento. Agradece cada cosa que te pase porque todo te servirá para aprender algo nuevo. Se valiente, y lucha por tus sentimientos, por tus sueños, por tus pensamientos, lucha por aquella persona que amas, por cada verdadero amigo que no se muera esa amistad, lucha por tu familia, por cuanto te han entregado y te han dado, la vida. Si te caes, levántate, quizás hayas perdido una batalla, pero no la guerra.
Te lo mereces, tú te lo mereces y nos lo merecemos todos, rompe las barreras que un día crearon en tu corazón las heridas del pasado y ama y déjate amar de nuevo, guarda en un saco todo el sufrimiento, todas esas lágrimas derramadas, todos esos momentos en soledad y tíralos en el precipicio del olvido para que nunca puedan volver a hacerte daño, recoge lo aprendido de los errores del pasado y aplícatelo en este presente que es tuyo y sólo tuyo.
EL PASADO ES PASADO Y YA NO VOLVERÁ, EL PRESENTE ESTÁ AQUÍ Y PUEDES DECIDIR TÚ MISMO COMO QUIERES VIVIRLO Y EL FUTURO NO SABES SI LLEGARÁ. Pero sobretodo, sobretodo, sonríe, porque no hay mejor medicina para el alma que una sonrisa.

Mónica García Torres