lunes, 14 de noviembre de 2011

Tal vez...

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
yo llevo guardado en esta alma mía, un amor hermoso, un lindo sueño, una verdad escondida..,
llevo impregnado mi corazón de " te amos " de " te extraños ".
Mis manos escriben cuanto siento y mis besos sellan cada una de las páginas de esta historia de amor.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
a cada segundo te pienso, pasa el tiempo a mi alrededor, los días, las estaciones, los años, y cada día te amo más que ayer. Recuerdo cada instante vivido junto a ti, cada carcajada, cada lágrima, cada reto perseguido, cada obstáculo derribado. Evoca a mi mente cada palabra sincera, cada mirada cómplice, cada silencio, cada momento a solas.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
llevo tatuado en mi corazón tú nombre, tú olor, la textura de tu piel, la ternura en tu mirada cuando me miras con cariño, el color de tus ojos, su brillo, el rojizo de tus mejillas, la melodía de tu voz al hablarme. Tengo grabado en mis retinas cada lágrima que has derramado, cada rincón de tu cuerpo, tanto, que podría dibujarte con tan sólo pensarte. Cada detalle por pequeño e insignificante que puede parecer, yo lo tengo guardado en mi pensamiento.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
este corazón de segunda mano maltratado por los amores y desamores del pasado, ha conseguido renacer de nuevo, ha conseguido cicatrizar sus heridas y limpiar su coraza de todas esas lágrimas que un día lo abrasaron a su paso destrozándolo. Este corazón ha vuelto a sonreír de nuevo por el simple hecho de haberse enamorado de ti.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
este amor que siento, este amor que callo, este amor que me hace sentirme viva aún no siendo correspondida, igual que nació de mí, morirá conmigo y sólo quedarán estas palabras, estos sentimientos que son míos y sólo míos.

Tal vez, sin que nadie lo llegue a saber nunca...
aún en la distancia esta mujer que hoy te escribe te confiesa que desde lo más profundo de su alma, velará por ti, por tus sueños, por tus ilusiones, te cuidará, respetará y amará por siempre.

Mónica García Torres.




domingo, 13 de noviembre de 2011

Prisionera de un amor....

Prisionera de amor me encuentro...
 feliz, contenta de ver como el haberte conocido ha cambiado mi vida por completo, ha cogido otro rumbo, otro camino, un sendero que apenas si conocía hasta que tu apareciste sin avisar. 

Prisionera...
 de tu voz, de esas manos que a Dios pido que un día me acaricien. Esclava de esos labios tuyos que cuando están a milímetros de mí yo quisiera hacerlos míos.
  
Prisionera de un amor me encuentro...
aquel que me hace amanecer cada mañana con una sonrisa en la cara, con la paz de saber que vivo enamorada.
 
Prisionera... 
de cada escalofrío que recorre cada poro de piel al rozarse con la tuya, esa piel que viste el color del sol al atardecer. Prisionera de tus ojos, negros y profundos como la noche, llenos de luz, resplandecientes como cada estrella que los alumbran.

Prisionera...
de un cuerpo que quisiera rodear con mis manos, cubrir con caricias, besar con mis labios. 
Prisionera, de sentir una pasión que me desborda de un deseo que a veces me descontrola.
Atada a cada palabra que no puedo gritar por miedo a perder lo hermoso que tengo contigo. Atrapada por no poder dar riendas sueltas a este deseo de amarte, de amanecer cada mañana a tu lado, de envejecer junto a ti, de poder susurrarte que te amo y prometerte amarte y respetarte cada día de mi vida.

Prisionera de un amor...
 que tengo que mirar a escondidas porque mirarte de frente me está prohibido. Envuelta en el silencio de tener que apresar cada sentimiento mio, cada gesto, cada arrebato de deseo por miedo a ser visto. 
Prisionera de sentir como siento, pero enamorada de ti,mi amor, de cuanto eres, y de cuanto soy cuando estoy contigo.

Mónica García Torres

martes, 8 de noviembre de 2011

Eres tú mi sueño....


Eres tú mi sueño...
mi paz, mi sosiego
eres tú mi sueño...
amor profundo, amor ciego.

Eres ese sol que me alumbra
mis ansias de vivir y mi locura.
Eres la brisa que me acaricia
en mis noches de penumbra.

Eres esa palabra de aliento
que me anima en mis penas.
Eres esa verdad que quiero creer
sin escuchar voces ajenas.

Eres fuego ardiente en mis manos
y beso apasionado en mis labios.
Eres el aire que respiro
y la melodía en mis pensamientos diarios.

Eres tú mi sueño...
mi bendición de cada mañana.
mi mejor recuerdo al llegar la noche
y la belleza que lo engalana.

Eres todo mi mundo
lo que añoro, lo que ansio
eres el amor por el que suspiro
mi horizonte, mi rumbo.

Mónica García Torres