viernes, 11 de mayo de 2012

Mi mayor legado....

Quizás muchas de las cosas que haga no agradará a toda esa gente que no valora la vida tanto como yo, a todos aquellos que piensan que la esperanza es el consuelo de tontos y que la fe es una utopía. Pero no me importa lo que piensen los demás, yo intento ser mejor cada día, cometeré errores, unas veces ganaré y otras perderé, pero tras cada batalla perdida, habré ganado una lección para guerras venideras. 
Quizás no logre complacer a todos con mi forma de ver la vida pero cada uno somos únicos y pensamos y sentimos de forma distinta. He intentado hacer el bien de mil maneras distintas y aún cuando no lo he conseguido no he dejado de insistir porque todo lo hecho ha ido con la mejor y buena intención que hay en mi alma, quien sabe, dicen que el que siembra amor recogerá amor y el que siembra odio, recogerá odio.
Soy feliz y dejo que el mundo y la gente a mi alrededor lo sea conmigo, creo cada mañana miles de sonrisas para todo aquel que las necesite y cuando recibo una sonrisa devuelta, por pequeña que sea, hace que mi dicha sea totalmente plena. Sé que ese será mi legado del mañana, todas esas sonrisas que intenté sembrar en el rostro de aquellos que un día anduvieron sufriendo a mi lado.

Porque mientras que viví amé cada pequeño detalle que me rodeaba, un rayo de sol, una brisa de aire rozando mi cara, la mirada de un niño, una lágrima derramada y consolada por aquel que me amaba o yo amaba. 

Quiero llenar mi vida de alegría aún cuando los momentos más horribles parezcan ir a contracorriente. Quiero nacer, morir y renacer cada día para apreciar cada instante creado ante mis ojos. 
Soy feliz por estar rodeada de gente que un día llegaron a mi vida para quedarse y que hoy por hoy, forman parte de los pilares que sujetan mi techo. Me llenan de vida con tan sólo sentirlos cerca aún estando en la distancia, por enseñarme que el amor, la amistad y la lealtad siguen vivos en esta época que nos tocó vivir donde los valores del ser humano parecen haberse perdido. A todos esas personas que se quedaron en el camino, a esos amigos y familiares que se fueron y que desde siempre he sentido como desde el cielo velaban cada amanecer y cada anochecer mio. Por que sus sonrisas, sus inquietudes, sus sueños, su amor, sus palabras y consejos fueron su legado en mi, granitos de arena que de cada uno yo utilicé para crear los cimientos de mi vida.

Se que el día de mañana cuando calle mi voz y se apague mi mirada,  mi sonrisa sembrada hoy en los corazones de quienes me rodean, de los que me conocen y los que quizás no tanto, será sin duda mi mayor legado...

Mónica García Torres  



lunes, 7 de mayo de 2012

Preguntas y respuestas....

Llevo unos días dando vueltas en mi cabeza a una pregunta y hoy junto al mar, en silencio, quise buscarle una respuesta.
_ ¿ porqué te amo tanto, no lo entiendo ?.

Empecé a pensar y me dije, será por su belleza, por esos ojos, por su sonrisa, por su forma de mirarme, de hablarme... pero luego me pregunté si sería sólo por eso y me di cuenta de que aquello no era suficiente para lo que yo estaba sintiendo.

Seguí pensando posibles respuestas a mi pregunta... es por su dulzura, por su corazón, por la forma de tratarme, porque está a mi lado, me escucha, me aconseja, me hace ver la vida de otra manera, me hace sonreír y elimina todo pensamiento negativo de mi mente y mientras divagaba entre respuestas otra pregunta interrumpió bruscamente dejándome otra vez sin razón.

_ ¿ pero sólo por eso es que siento lo que siento ?.

Debido a la confusión creada quise profundizar un poquito más en mi y decidí dejar que mi corazón hablase. El me decía que te amaba porque sólo con mirarte le devolvías la fuerza y las ganas de luchar. Porque habías entrado en su vida arrasando y descolocando todo cuanto el creía, le quemabas por dentro y tu nombre se había tatuado a fuego lento poco a poco.

Pero todo aquello aun me creaba una duda más y era _ ¿ si todo aquello era de verdad suficiente para comprender lo que estaba pasando en mi interior ? De pronto en medio de la tranquilidad que en ese momento de meditación tenía, una voz interrumpió mi momento a solas.

_ Hola me dijo, yo tengo la respuesta que tu buscas, de hecho ha estado delante de ti desde el primer día, acompañándote en cada decisión tomada, caminando junto a ti...

Por circunstancias de la vida por  aquel entonces yo andaba perdida, sin rumbo, sin aliento, sin fuerzas y desde que te conocí algo regresó a mi con fuerza, mi alma, justo la voz que me hablaba en ese momento.
Gracias a ti cada día, cada segundo, cada momento habían llenado mi vida de colores, habías devuelto la sonrisa a mi rostro, mis ganas de vivir. Me dejaste entrar en tu vida, dejándome conocerte y amar cada parte de ti. Me hiciste participe de todo cuando envolvía tu vida, tus sueños, tus miedos, tus ilusiones, tus alegrías y tristezas. Me fui dando cuenta con el paso del tiempo que eras esa persona que me complementaba, me sentía querida, admirada, amada. Gracias a ti empecé a comprender que los pequeños detalles son en esta vida los que realmente te dan la felicidad y que a veces lo pequeño e insignificante también puede ser hermoso.

Por todo eso y mucho más que no voy a seguir escribiendo ya que podría llenar páginas y páginas, es porqué entendí ahora el ¿ porqué te amo tanto ? porque gracias a ti volví a reencontrarme conmigo misma, porque me devolviste la capacidad de amar que creí perdida. Ya sólo me queda amor darle las gracias a Dios y al destino por haberte puesto en mi camino.

Te amo amor, ahora si se ¿ porqué te amo ?

Mónica García Torres.